También estoy en Facebook, Twitter, LinkedIn e Instagram
Isabel Del Rio, Isabel del Río Sanz, @IsabelDlRio y @miransaya
Terapias naturales y holísticas en ANIMA

martes, 29 de septiembre de 2015

NEWS de La Font de Mimir: Actividades Gratuitas para todas las edades




Ara sí, senyores i senyors, nens i nenes, hem tornat amb més somnis que mai, desitjant viure aventures junts a través dels llibres. Veniu amb nosaltres? Només necessitem algunes cosetes per al viatge: valor per a ser crítics, grans fites per arribar molt alt, paciència per la lletra petita i moltes ganes de llegir.
Tornen els dissabtes amb Conta Contes i Tallers Infantils, els dimarts de Club de Lectura i Cafè amb Autor, les presentacions i les activitats culturals. A més, aquest any tenim novetats, com el Club de Còmic, i estem arrencant un Club per a Joves i sorpresetes que us explicarem al llarg de l'any.
Per si això fos poc, 'La Font de Mimir fa 5 anys !! I, per descomptat, volem celebrar-ho amb vosaltres, així que estigueu atents a les novetats ;D
I si voleu saber-ne més, estar a l'última i fer-nos peticions/recomanacions, apunteu-vos a "Les News de La Font de Mimir". Només cal que ens escriviu un mail amb les vostres dades personals i de contacte (nom i cognom, edat, mail i mòbil, gustos literaris i en activitats), o passar per la llibreria en persona.
Us esperem a La Font de Mimir per llegir junts i perdre'ns entre pàgines!

*

Ahora sí, damas y caballeros, niños y niñas, hemos vuelto con más sueños que nunca, deseando vivir aventuras junto a vosotros a través de los libros. ¿Nos acompañáis? Sólo necesitamos algunas cosillas para el viaje: valor para ser críticos, grandes metas para llegar muy alto, paciencia para la letra pequeña y muchas ganas de leer.
Vuelven los sábados con Cuenta Cuentos y Talleres Infantiles, los martes de Club de Lectura y Café con Autor, las presentaciones y las actividades culturales. Además, este año tenemos novedades, como el Club de Cómic, y estamos arrancando un Club para Jóvenes y sorpresitas que os iremos dando a lo largo del año.
Por si esto fuera poco, ¡¡La Font de Mimir cumple 5 años!! Y, por supuesto, vamos a querer celebrarlo con vosotros, así que estad atentos a las novedades ;D
Y si queréis saber más, estar a la última y hacernos peticiones/recomendaciones, apuntaos a “Las News de La Font de Mimir”. Sólo hace falta que nos escribáis un mail con vuestros datos personales y de contacto (nombre y apellido, edad, mail y móvil, gustos literarios y en actividades), o pasar por la librería y dejárnoslos en persona.
¡Os esperamos en La Font de Mimir para leer juntos y perdernos entre páginas!




Isabel del Río
Relacions Públiques i Dinamitzadora Cultural
@FONTMIMIR

FanBlog Sueños entre las Sombras dedicado a #LoveFool

En el FanBlog Sueños entre las Sombras dedican un espacio a #LoveFool. Además de una entrevista muy picantona a la autora, es decir, a mí ;P

Especial sobre Literatura Fantástica en Club Dante de Ràdio 4

El martes 15 de septiembre me lo pasé pipa charlando de libros con David Martí y Susana Vallejo.
Club Dante RNE Ràdio 4, programa especial sobre Literatura Fantástica.

lunes, 28 de septiembre de 2015

Entrevista a Laura Huerga, de Rayo Verde Editorial


BIOGRAFÍA
Formación y corazón de letras. Después de trabajar varios años en el sector financiero decidió invertir todos sus ahorros en cambiar su forma de vida. Ahora trabaja más horas que nunca pero también con más pasión.



ENTREVISTA

Una editorial atípica que apuesta por las raras avis, por lo extravagante, original y sugerente; por las emociones a flor de piel.
Recuerdo que los conocí gracias a una obra que me llevaba a recorrer el barrio de Gracia, a rememorar lo que sentía de pequeña, con mi manita en la de mi abuelo, esa emoción etérea de calidez y hogar. Quise conocerlos y me encontré con Laura: editora, madre, amiga y gran amante de la literatura. Hablamos del pensamiento editorial, de cómo debía ser una librería hoy en día, de para qué debía servir un libro..., o al menos de lo que nosotras soñábamos. Un sueño que se ha ido haciendo realidad en Rayo Verde, con obras que no dejan indiferente a nadie, viajes a ferias literarias y premios bien merecidos.

I. ¿Cómo fue el nacimiento de Rayo Verde? ¿Por qué os metisteis en este berenjenal?  ;)
LH. El origen fueron dos libros que no podíamos encontrar en nuestro idioma o en nuestras librerías. En un caso la obra de Juan José Saer, un escritor argentino maravilloso que nos deja perplejos en cada relectura y cuyo fondo vamos recuperando poco a poco. En otro, la obra de Gerbrand Bakker, reconocida por los más prestigiosos Premios internacionales, traducido a más de veinte idiomas y que aquí los libreros apoyaron con el Premio Llibreter. La intención era buena pero aunque teníamos muy claro y definido el proyecto, no teníamos ni idea de dónde nos metíamos.
I. Como he comentado antes, Rayo Verde publica obras poco comunes y muy especiales, ¿cuál es la filosofía de la editorial? ¿Qué criterio seguís a la hora de escoger un manuscrito?
LH. Buscamos literatura, obras singulares que puedan formar parte de los clásicos en el futuro. Autores que destacan por su originalidad o brillantez como el caso de Víctor Sabaté o el de Álvaro del Olmo. También nos interesa ofrecer una panorámica amplia de la literatura internacional huyendo de centrarnos en la cultura anglosajona que invade todos los terrenos. Nos interesa descubrir escritores y obras de todo el mundo, y ya llevamos explorado una buena parte: Brasil, Holanda, Grecia, Croacia, Polonia, Irlanda, Francia, Austria, Alemania, Turquía...
I. Autores autóctonos y extranjeros, vivos e históricos, ¿qué es lo que buscáis en una obra para Rayo Verde?
LH. Bueno, es un poco lo que te comentaba, obras que te queden. El nombre de la editorial define nuestra idea. Puedes ir y ver muchas puestas de sol, te gustarán y algunas las recordarás. Pero si ves una rayo verde en una de esas puestas de sol resultará inolvidable. Es lo que buscamos, que nuestros libros hagan 'clic' en nuestros lectores, les renuevan cosas dentro y se queden con ellos para siempre.
I. Y como lectora, ¿qué buscas en una novela/antología/...?
LH. Como lectora busco lo mismo que ofrezco. Me fastidia lo banal, perder el tiempo. Hay tanta buena literatura por leer y tan poco tiempo... Me encantaría que los libros avisaran de alguna forma de eso. Por eso intentamos fidelizar a la marca de nuestra editorial, garantizar de alguna manera que queremos que nuestros libros no sean banales. Así el lector puede encontrar refugios en marcas editoriales que conoce.
I. Cada año que pasa recibís más reconocimiento, ¿os lo esperabais? ¿Cómo os hace sentir?
LH. Bueno, lo más sorprendente fue el Premio Llibreter con el primer libro que publicamos Todo está tranquilo arriba de Gerbrand Bakker. Hemos ganado tres premios en tres años y nos felicitan por nuestro catálogo.  Eso te hace sentir que algo estás haciendo bien pero nos queda mucho camino por recorrer y mucho que demostrar todavía.
I. Eres madre de dos peques y alguna vez has hablado de ciertos comentarios al respecto que, si fueras hombre, quizá no hubieras recibido. ¿Cómo es la vida de una mujer en el mundo editorial? ¿Qué consejo les darías a las mujeres que quieren ser madres y no se atreven por su trabajo, o que son madres y no se atreven a perseguir sus sueños por ello?
LH. Te refieres a preguntas como la de “¿Y con quién se quedan tus hijos cuando viajas por trabajo?”; una pregunta que nunca hacen a un hombre. O que llamen a la editorial y den por hecho que tú eres la secretaria solo porque eres mujer.
La vida de una mujer en el sector editorial es igual de dura que en cualquier otro lugar (aseguraría que hay sectores más machistas pero eso no desmerece mi crítica). Se trata de demostrar el doble para conseguir lo mismo y, a su vez, no dejar de insistir en que eso ocurre para conseguir que en el futuro no siga ocurriendo. Es agotador pero tengo la esperanza de que, con voluntad política y social, las cosas cambien. No se trata de que como mujeres seamos feministas, se trata de que todos lo sean, hombres incluídos. El feminismo reivindica la igualdad y mientras decir que se es feminista ofenda o moleste, significa que nos queda mucho camino por recorrer.
En cuanto a los consejos, no me atrevo a dar ninguno. Cada una conoce sus capacidades y sus motivaciones para valorar qué puede y qué no puede hacer. Si puede y, sobre todo, quiere tener hijos es una decisión demasiado importante como para buscar la respuesta fuera de una misma. Y lo mismo para lanzarse a cambiar de trabajo o lo que sea, eso exige información, reflexión y valoración propios.
Si acaso, lo único que puedo decir es que no hay ninguna razón por la que se tenga que renunciar a nada. Son palabras de una amiga mía y creo que responden mejor que las mías propias.

I. Como editora, ¿qué consejo le darías a un autor que esté buscando casa para su manuscrito?
LH. Que sean selectos con las editoriales a las que envían sus manuscritos.  Que las conozcan, que sepan lo que hacen. Hay una entrada en un blog de Sinerrata que lo explica perfecto. No podría añadir nada más a lo que se pone allí.


I. Pensando en Los Desafortunados, ¿cómo lo descubristeis? ¿Cuál fue el motivo por el que decidisteis publicarlo? ¿Qué es lo que resaltarías de la obra?
LH. Ese libro es una preciosidad y un suicidio editorial al mismo tiempo. Como sabes es un libro de pliegos sueltos en una caja para leer desordenados. Contenido y continente expresan con habilidad la fragilidad de la vida. Es un orgullo haberlo publicado aunque sea a un alto coste. Por suerte la crítica ha recibido con los brazos abiertos esta propuesta y los lectores están entusiasmados.
Añadir leyenda
I. ¿Cuál sería tu ojito derecho entre todas vuestras publicaciones?
LH. Entre ojito derecho y patito feo: Las tres muertes de K. de Bernardo Kucinski. Es uno de mis favoritos pero pasó desapercibido. Yo no dejo de hablar de él.  Es una maravilla en estructura y forma. La historia de la desaparición de la hija de K., el protagonista, durante la dictadura brasileña. Introduce diferentes voces para narrar, el general al que le molesta ese abuelo que lo deja de preguntar, el soldado que  tortura a la hija, la amantes del general que lo sabe todo, la comisión que valora la expulsión de ella de la universidad porque ha dejado de asistir (cuando todos saben por qué). Las dictaduras contienen toda esa violencia e injusticia pero son igual de terribles las democracias que las suceden y que dan la espalda a lo ocurrido. En Brasil siguen las avenidas con los nombres de generales, tenientes y demás en las avenidas y consideran un honor homenajear a las víctimas con un par de calles en las afueras de la capital. El año pasado, en Brasil,  "La Comisión de la verdad y la justicia" pasó a llamarse  "Comisión de la verdad" y eso con un gobierno de izquierdas. ¿Te suena? Nos pasa lo mismo o peor aquí en España con nuestra dictadura, muertos e injusticias sin reconocer, asociaciones a favor del franquismo,  homenajes, manos alzadas... todos los políticos que pudieron cambiarlo,  no lo hiceron y eso les hace cómplices.
I. ¿Nos recomiendas alguna de las novedades de Rayo Verde?
LH. Te recomiendo Los perales tienen la flor blanca uno de nuestros autores más destacables. Ha ganado 10 premios internacionales y está traducido a 20 idiomas. El libro es una maravilla y lo pueden leer personas de 10 a 80 años. En Holanda es lectura recomendada en institutos. Una lectura estupenda para compartir en familia o disfrutar en solitario.
I. Pueden parecer preguntas muy obvias, pero todos tenemos nuestras razones: ¿Librería de barrio o grandes librerías? ¿Editoriales independientes o grandes grupos? ¿Por qué?
Es una pregunta con trampa porque yo soy una editorial independiente pero te invito a hacer la reflexión ¿Dónde revierten los beneficios (y no hablo solo de los económicos sino también de los sociales, por ejemplo) de un tipo de empresa u otro? Quizás esa respuesta nos haga comprender por qué nuestro consumo debe ser sostenible y consciente.
I. Y como lectora, ¿nos recomiendas algún título?
LH. Sí, es lo que más me gusta. Os recomiendo Principi d'incertesa de Martí Sales, el último libro que me ha deslumbrado, por la valentía del escritor y de sus editores 'Les Males Herbes'. A cualquier adolescente o adulto que se lea L'aigua és això de Foster Wallace en la editorial Periscopi, es imprescindible, un libro que puede hacer que nuestro mundo sea un poquito mejor. ¡Y se lee en un suspiro! Un gran regalo hasta para no lectores. El libro que publicó la Uña Rota de Bertolt Bretch no tiene desperdicio, una joya. Y como experiencias extrasensoriales os propongo los libros de JekyllandJill que exploran los límites de las vías formales de publicación de un libro.




Isabel del Río

Agosto 2015

viernes, 18 de septiembre de 2015

Entrevista a Francesc Blanco Córcoles

BIOGRAFÍA
Francesc Blanco nació en Barcelona, en la calle Poeta Cabanyes, en 1965.
Estudió Económicas en la Universidad Central de esta ciudad.
Ha desarrollado una larga carrera vinculada con el mundo de la empresa, la consultoría y la auditoría financiera, desempeñando cargos directivos en firmas multinacionales.
Una calurosa tarde del mes de julio de 1977 inició la lectura de Cien años de soledad. Tras las primeras líneas, donde Gabriel García Márquez describe Macondo y presenta a los Buendía, decidió que algún día sería escritor. Treinta años después, por motivos personales, da un giro profesional: abandona Madrid, ciudad en la que residía, regresa a Barcelona y se convierte en consultor freelance, pudiendo al fin compatibilizar ambas actividades.
Proyecto XI (Suma de letras, 2015), es su primera novela.
Web del Autor: www.francescblanco.com

Si quieres leer la reseña sobre Proyecto XI, aquí tienes el link:

ENTREVISTA
Proyecto XI es una novela que causa adicción a aquellos que amamos y devoramos literatura como base de nuestra dieta. Una obra metaliteraria que mezcla el thriller y la fantasía, junto a personajes de la literatura clásica.

I. ¿Cuál fue la chispa que dio lugar a la historia? ¿Cómo se te ocurrió?
FB. Llevaba tiempo dándole vueltas a una idea: escribir sobre aquellos que sienten devoción hacia los libros y se dejan llevar por ellos, metiéndose entre sus páginas. Yo mismo he estado en el infierno, navegando por el Mississippi o en la ópera de Rouen… de la mano de Dante Alighieri, Mark Twain o Gustave Flaubert, por supuesto. A partir de esa idea nació Bastian, uno de los personajes, la piedra angular sobre la que edifiqué Proyecto XI. De alguna forma, Bastian fue el comienzo. El resto llegó de su mano.

I. Bastian es el personaje que más nos llama la atención y al que muchos envidiamos por sus dones. ¿En qué te has inspirado para crearlo? ¿Cómo nació?
FB. Bastian, de manera muy metafórica y extrema, soy yo. Pienso que cualquiera que ame a los libros y se deje cautivar por su hechizo es, en el fondo, Bastian.

I. Muchos nombres de los personajes tienen estrecha relación con la literatura fantástica y la mitológica, y sus personalidades y capacidades también las tienen, solo hay que ver a Bastian, Juan Gandalf o Mikel. ¿Qué querías mostrar con ello? ¿Es algún tipo de código?
FB. Se trata de guiños al lector. Referencias a “La historia interminable”, “El señor de los anillos”, Shakespeare o incluso la Biblia. Son pequeños homenajes en absoluto necesarios para seguir la trama.

I. Esta es una historia que podría suceder en cualquier lugar del mundo. ¿Por qué Barcelona y Girona?
FB. Nací en Barcelona, concretamente en la calle Poeta Cabanyes, donde transcurre la mayor parte de Proyecto XI. Creo que un médico o un ingeniero inician su formación en la universidad. Pero para un autor es distinto. Las lecturas de juventud son esenciales: la infancia es el tintero del escritor. Y esas lecturas tuvieron lugar en  Barcelona. Por eso como autor también nací allí. Sencillamente soy incapaz de imaginar historias que sucedan en otro lugar. Por otro lado mi mujer es de Girona, y ambos estamos enamorados de esa ciudad… tiene una magia y misterio inigualables.

I. ¿Y Finlandia?
FB. Cuando voy de viaje suelo mandarme una postal a mí mismo. Parece una tontería, pero al llegar a casa me gusta encontrarla en el buzón. Luego las cuelgo en un tablón de corcho. Buscaba un lugar donde situar un episodio misterioso y ancestral, pero no daba con él. Una tarde se me ocurrió acercarme al tablón. En cuanto vi la de Finlandia, supe que había encontrado el sitio.

I. Más allá de la trama, vemos mensajes y valores ocultos en la historia: el amor a la literatura como una herramienta para superar los problemas y ampliar horizontes; la mujer como un personaje fuerte e inteligente, igual de capaz e interesante que los personajes masculinos; personajes de distintas etnias que rompen con el típico protagonista; crítica social, al poder, a la soledad, a la ceguera auto inducida. ¿Qué querías transmitir al lector con personajes como Yago, Anna o Néstor, entre otros?
FB. Proyecto XI admite varias lecturas. Por un lado puede resultar interesante para el lector que, sencillamente, pretende pasar un buen rato con una novela de misterio y fantasía. Pero también para quien busca algo más, como reflexionar sobre el papel que juegan los libros en nuestra vida o algunos aspectos de la sociedad que nos rodea. Personalmente me sacan de quicio quienes evalúan a los demás por la raza, el género, las preferencias sexuales, el estrato social y un largo etcétera. Por eso quería que el lector entrara de forma “limpia” en los personajes, es decir, que descubriera algunas de esas circunstancias cuando ya los conocía desde hacía bastantes páginas, cuando ya había decidido si sentía afecto o no por ellos.

I. Se nota el trabajo a la hora de crear conexiones entre personajes, y entre ellos y el lector, causando empatía y sincronicidad a la hora de resolver incógnitas. ¿Cómo trabajas los personajes? ¿Algún truco?
FB. Pienso en términos de imágenes. Prácticamente puedo ver y sentir a los personajes como seres independientes con sus manías, defectos y virtudes, en definitiva con una identidad propia. Contaré una anécdota. Escribí Proyecto XI en la cocina de mi casa, frente una pared forrada con baldosas blancas, era el único lugar donde me dejaban fumar. A veces me pasaba diez o doce horas trabajando. Mi mujer me preguntaba: ¿cómo consigues aguantar tanto tiempo sentado ahí? Pero yo no estaba allí, sino con Bastian, Yago, Anna o Juan Gandalf… Parece una patología, lo sé, lo bueno es que aún no oigo voces.

I. Arácnida se dedica a investigar y Hugo es documentalista. ¿Cómo has llevado el tema de la documentación en la novela y para la novela?
FB. No he tenido que hacer un gran esfuerzo documental porqué he escrito sobre temas que ya conocía, que por lo que sea siempre me interesaron. De no ser así, el periodo de dos años que he tardado en elaborarla habría sido muy superior.

I. ¿Para cuándo la segunda parte? ¿Cuántas partes va a tener la historia?
FB. Proyecto XI termina, pero efectivamente deja algunos extremos pendientes, y será necesaria una segunda parte. Esto sucede porque no me cabía en una sola novela todo lo que quería contar. Definir cuándo es complicado, no depende solo de mí. Puedo decir, eso sí, que ya la tengo completamente perfilada. No pretendo crear una saga. No me seduce escribir muchos libros con los mismos personajes haciendo las mismas cosas. Desde un punto de vista creativo me parece aburrido, y me temo que terminaría aburriendo al lector.

I. ¿Cómo empezaste a escribir?
FB. Hace unos años padecí un acontecimiento familiar trágico: la pérdida de un hermano. Yo era entonces un ejecutivo estresado. Si la vida es un tren en marcha, mi vagón se paró. Miré a mi alrededor y lo que vi no me gustó, así que decidí hacer cambios. Retomé un viejo sueño de la infancia: escribir. Comenzar de nuevo no es sencillo, ser uno mismo a veces supone pagar un alto precio. Pero la elección de tu propio camino tiene una inercia imparable.

I. Como autor publicado, ¿cuál es tu experiencia en el mundo editorial? ¿Qué consejo le darías a un autor novel que busque casa para su manuscrito?
FB. Mi experiencia es breve, Proyecto XI es la primera novela que escribo. En mi caso fue muy importante la colaboración de la Agencia Literaria Sandra Bruna, ellos me ayudaron a encontrar a un editor valiente que apostara por un autor nuevo: Suma de letras. Roberto Bolaño decía que la paciencia es una cualidad fundamental para un escritor, y creo que es cierto: los tiempos que se manejan en el mundo editorial son largos.

I. ¿Tienes algún método de escritura? ¿Qué haces antes de ponerte con un nuevo proyecto?
FB. Mi método es que no hay método, soy incapaz de seguir un protocolo. No me manejo bien con soportes externos, como fichas de personajes o blocs con esquemas o anotaciones. Ni siquiera predefino el contenido de los capítulos. Solo uso una pequeña libreta que siempre llevo conmigo, donde capturo las frases que se me ocurren cuando voy por la calle. El resto está en mi mente.
Tengo algunas manías. Por ejemplo vinculo música a personajes o situaciones, la escucho siempre antes y después de trabajar, nunca mientras escribo. Empleo un ordenador, excepto cuando me atasco, entonces me paso a la pluma estilográfica.
Hay dos momentos críticos. El primero es decidir cuándo comienzo a escribir: trasladar una historia al papel exige una maduración que solo alcanzo cuando lleva un tiempo dándome vueltas en la cabeza. El segundo decidir cuándo termino de escribir, y no merece la pena seguir retocando el manuscrito. Ambas son muy difíciles.

I. ¿Qué opinas sobre la polémica entre el libro en papel y el ebook?  
FB. El papel posee una erótica indudable, como la tenían los vinilos, pero también aspectos poco prácticos. Cuando nació mi hija tuvimos que tirar algunos libros para poder meter la cuna, o tengo un amigo que ha llegado a guardar libros en el maletero de su coche porqué ya no le cabían en casa (lo primero es broma, lo segundo no). Creo que va bastante asociado a la edad. A alguien de veinte años, habituado a manejarse con formatos digitales, es complicado decirle que tiene que cargar con un ladrillo de quinientas páginas cuando puede llevar quinientos libros en un soporte que pesa cien gramos. Probablemente la aparición del libro en formato digital e Internet sean los cambios de mayor envergadura en el mundo literario desde la invención de la imprenta.

I. ¿Qué buscas como lector? ¿Qué es lo que te engancha?
FB. Antonio Machado decía que cuando comienzas a leer a un autor ruso piensas… qué raros son los rusos; pero al llegar a la página veinte te das cuenta de que te hablan de ti. Pienso que un libro es bueno si genera un espacio donde el lector puede encontrarse y hacerse preguntas, como por ejemplo: ¿esto me ha ocurrido a mí? Eso solo sucede cuando el autor deja algo suyo, personal, que convierte su obra en única, lejos de esas novelas incoloras que son la fotocopia de la fotocopia de la fotocopia.

I. ¿Qué estás leyendo ahora mismo? ¿Nos recomiendas algún título?
FB. Ahora estoy leyendo una novela en catalán que en breve aparecerá en castellano: La vindent de la lluna plena, de Isabel del Río. Me está encantando. De mis últimas lecturas destacaría dos perlas: El alquimista holandés, de Isabel Abenia, y El mapa del tiempo, de Felix J. Palma.






Isabel del Río

Septiembre 2015

martes, 15 de septiembre de 2015

Reseña "Proyecto XI" de Francesc Blanco

TÍTULO: Proyecto XI
AUTOR: Francesc Blanco
EDITORIAL: Suma de Letras

SINOPSIS
Un thriller en el que los libros te guiarán a través de un mundo de  misterio y magia.
«Anna, estás encerrada en un lugar que no existe»
El escéptico periodista Jon Vivaldi se halla inmerso en Proyecto XI, una investigación con la que pretende desvelar los fraudes sobre los que se asientan las ciencias ocultas. Justo antes de su desaparición remite un extraño correo a su editora y amiga, Anna Krauss, pidiéndole que acuda en su ayuda a un viejo inmueble situado en la calle Poeta Cabanyes de Barcelona. En el interior del edificio Anna encontrará el ordenador portátil de Jon y el diario de Bastian, un niño que treinta años atrás vivió en aquel lugar ejerciendo de adivinador. Con la ayuda de Víctor Crest y su equipo de investigación, Anna iniciará la trepidante búsqueda de Jon Vivaldi, una carrera contra reloj que la conducirá hasta el macabro asesinato de Rosa Marino, cometido en 1974, que a su vez forma parte de una trama mayor, de una larga cadena de acontecimientos iniciada en Finlandia…
Todo comenzó en Finlandia.
Mediante un laberinto de pistas y referencias literarias, Francesc Blanco compone una frenética novela repleta de giros inesperados en la que el misterio y la literatura son los ingredientes principales. Un relato que recuerda los universos paralelos de novelas como La historia interminable; un homenaje a grandes obras literarias de todos los tiempos —Alicia en el país de las maravillas, Anna Karenina, 2666, Rojo y negro, Cien años de soledad…– que, como frágiles hilos invisibles, se convierten en las protagonistas del texto, guiando al lector hasta un sorprendente final.

OPINIÓN
Hoy os quiero hablar de una novela absorbente que engancha desde la primera página y que, al final, dan ganas de matar a su autor —al menos cuando tenga listas las siguientes entregas.
Quienes me sigáis por las redes sociales ya podréis imaginar que hablo de Proyecto XI, una historia que me ha tentado a dejar de dormir y vivir a base de cafés para poder seguir leyendo.
“—¿Un niño? Eso no es un niño. Y quiere matarme…
Entonces llegó el miedo. A una velocidad vertiginosa ascendió anulando los sentidos, vaciando el pecho, agitando su respiración. El corazón se aceleró y la sudoración perló su frente. Luna continuaba hablando, pero aunque Anna oía su voz era incapaz de comprender el sentido de las palabras. No conseguía domar a la angustia, y era incapaz de apartar los ojos de la puerta cerrada. Se sentía recluida en un demencial mundo que solo contaba con dos habitantes: ella y el ser que se mantenía oculto al otro lado esperando la ocasión propicia para hacerle daño”.
La pega que le pongo, y motivo por el que escribí toda clase de improperios al autor en cuanto finalicé la lectura, es que se trata de una primera parte. Sí, damas y caballeros, no sé con cuántas contará, pero al menos una segunda la habrá —o sino Francesc Blanco morirá a mis manos.
Pero no os preocupéis, la incógnita que mueve esta primera investigación queda cerrada, aunque el resto de temas y preguntas que se van abriendo a lo largo de la novela te dejan impaciente por seguir.
“—Acudí convencido de que presenciaría un burdo montaje, tal y como me había sucedido en tantas otras ocasiones. Sin embargo, solo con verte, supe que no era así.
—Pero… ¿Qué buscabas?
—No es oro todo lo que reluce, y hoy llamamos magia a lo que mañana será ciencia. Buscaba una aguja en un pajar. Y la encontré…”.
Se trata de una thriller fantástico metaliterario, por lo que la literatura es un pilar fundamental de la trama, y los amantes de las letras disfrutaréis con ello a más no poder, recordando títulos y autores, descubriendo nuevas obras —y anotándolos en una libreta aparte—, y paladeando situaciones que a muchos nos gustaría vivir. Porque uno de los personajes principales (SPOILER) posee un don que es parte del sueño de todo ratón de biblioteca: es capaz de hablar con los personajes de los libros y acceder a sus mundos, entre otras muchas capacidades.
“—Ese chico adoraba los libros —prosiguió—. Los cogía con veneración, como si dentro tuvieran personas de verdad en lugar de páginas y letras. Era hermoso ver en alguien tan joven esa pasión (…)”.
Como venía diciendo, es un thriller fantástico y la trama funciona gracias a dos casos que llevan a los personajes: equipo de Arácnida (Yago, Víctor, Hugo y Luna), y a Anna y a Jon, a investigar sin tregua. Todo empieza por el violento y atroz asesinato de Rosa Marino y un extraño niño con la capacidad de predecir el futuro. Este es el caso XI del proyecto que Jon lleva entre manos, el cuál va a publicar Anna en la revista Péndulo, y para el que Arácnida ha investigado.
“No preguntar… ¿De qué sirve conocer lo inevitable antes de que ocurra? Un mal futuro puede estropear el presente más brillante con preocupaciones que a nada conducen, y uno bueno enfangarlo desluciendo los logros diarios.
No preguntar… A menudo el silencio es la medicina más sabia”.
Este primer caso será el que prenderá la mecha y nos llevará de cabeza a una situación del todo surrealista. Siguiendo un mail de SOS de Jon, Anna llegará a un antiguo edificio en el que se verá encerrada, disparando la alarma del resto del grupo, y poniendo sus vidas en peligro.
“Siempre analizamos nuestra existencia bajo una irreal perspectiva de continuidad que inventamos para olvidar los peligros que nos acechan cada día. A veces en la vida concurren circunstancias extrañas que te sitúan en el disparadero. Y cuando eso sucede debes ser tú mismo, porque si no lo haces, ya eres un cadáver aunque no lo sepas”.
Personajes literarios, fantasía, amor, acción, seres mitológicos, leyendas y realidad se mezclan en una historia que tiene como paisaje de fondo la ciudad de Barcelona y Girona.
Los personajes y las relaciones existentes, y que se crean, entre ellos son creíbles y causan empatía al instante, tomando cariño o animadversión cuando es preciso.
“No sin cierto rubor debo admitir un hecho cierto: con él sí fui feliz…, a menudo en el bienestar pesa tanto saberse entendido como el amor ciego”.
El autor juega con nuestros sentimientos y recuerdos, llevándonos de un lado a otro y haciéndonos resolver el puzle según vamos dando con las pistas escondidas dentro y fuera del piso, así como en el increíble lugar que se halla tras la puerta sellada con la sustancia roja.
“Iba a replicar algo, pero de repente frunció el ceño y se llevó un dedo a los labios demandando silencia. Cerró los ojos. Entonces una suave brisa, salida de la nada, los envolvió. Era fresca, suave, limpia. Además, se dijo Yago Durán sorprendido, huele a mar. Duró apenas unos segundos, después se marchó sin avisar, como había llegado. Vall sonrió y susurró: <>.
—Disculpe. A veces suceden estas cosas. Son… regalos. Para recibirlos tan solo hay que estar preparado (…)”.
¿Dónde está Jon? ¿Quiénes son Bastian, Juan Gandalf y Mikel? ¿Por qué Anna no puede salir del piso? ¿Qué ocurrió en Finlandia y qué tiene que ver el caso de Rosa Merino en toda la trama? Y, sobre todo, ¿por qué el resto del equipo ve una biblioteca en el lugar donde Anna dice que se haya el edificio en el que está encerrada?
“A veces, concluyó, lo urgente cercena lo importante”.
Recomendado para todos los amantes de los libros, y para quien tenga ganas de perderse en una historia trepidante y que causa adicción.

Isabel del Río

Septiembre 2015

Fanblog Sueños entre las Sombras: Casa de Títeres


Nueva entrada en el FanBlog: Sueños entre las Sombras. Esta vez dedicado a Casa de Títeres.

martes, 8 de septiembre de 2015

Nueva Temporada en La Font de Mimir

¡¡¡Ya hemos vuelto y tenemos las pilas a tope!!!
En octubre empezamos con las actividades en La Font de Mimir. Ya os podéis apuntar para recibir las News y ser los primeros en saber qué vamos a hacer cada mes: Cuenta Cuentos, Talleres infantiles y para adultos, Encuentros con autores, y nuevas iniciativas.
En breve colgaré la agenda, pero os avanzo el primer Club de Lectura y Café con Autor de la temporada.




- Martes 06 de octubre a las 19.00h CAFÉ CON AUTOR con Emilia Illamola
"DONA I ESCRIPTURA. L’Emilia Illamola ens parla de la seva experiència amb lescriptura".


- Martes 20 de octubre a las 18.30h CLUB DE LECTURA. Comentaremos las lecturas de este verano (¡¡tengo un montón!!) y decidiremos una nueva para el encuentro de noviembre.

lunes, 7 de septiembre de 2015

Entrevista en Cierta Distancia

Entrevista-Cuestionario en Cierta Distancia 

Entrevista a Enrique Redel, editor de Impedimenta

ENRIQUE REDEL

Desencantado de su trabajo en varias editoriales independientes, Enrique Redel (Madrid, 1971) fundó Impedimenta en mayo de 2007 con otros dos socios, y publicó en septiembre su primer libro, La abadesa de Castro, de Stendhal, “una novela brutal pero delicada”. Empezó con 30.000 euros, “aunque muchos colegas me decían que la cantidad debía ser el doble”, pero el proyecto “se autogestionó gracias a las ventas del primer año (de los primeros 10 títulos, 7 se reeditaron y uno, Botchan, de Soseki, acabó con 8 ediciones y ganando el Premi Llibreter)”. (…) 2010 fue el año de su consolidación. Encadenaron tres títulos que, en total, superaron los 60.000 ejemplares vendidos. 
Extracto de elculural.com

ENTREVISTA

Sigo los pasos de Impedimenta desde vuestros inicios, cuando yo trabajaba como encargada de librería, y te acoso con reseñas y comentarios sobre vuestros libros desde entonces ;D

I. Lo primero que me cautivó fue el cuidado con el que trabajáis cada libro. ¿Cómo os decidisteis por esta línea? ¿Qué buscabais?
ER.  Primero, muchas gracias por las cosas tan maravillosas que dices de Impedimenta. Impedimenta es una editorial cuyos libros aspiran a perdurar. No hacemos libros “circunstanciales” marcados por el mercado. Soy de la opinión de que el libro es un todo, y ha de demostrar el respeto que el editor tiene por el autor y el lector. La selección del texto a publicar, evidentemente, es importante. Y una vez eliges el libro a publicar, el texto ha de estar cuidado, la traducción (cuando se trata de un texto traducido) ha de ser buena, y el resultado final debe estar a la altura de la grandeza y la importancia del título elegido. Pero el libro es algo más que un texto: es un objeto que ha de ser bello igualmente. Los materiales han de ser duraderos, el motivo de cubierta ha de estar elegido con cuidado y la factura del libro en sí tienes que ser bella. Tienes que intentar que el libro sea algo bello, en todos los sentidos. Apetecible. Competimos con enemigos poderosos y la imagen que tiene que dar el libro ha de ser contundente. Si un libro se puede hacer bonito, ¿por qué hacerlo descuidado? Además, personalmente soy de los que compro libros bien hechos, y huyo de los chapuceros. Por eso decidimos cuidar tanto la estética.

I. Después, como es lógico, quedé prendada de los títulos y autores escogidos -Soy un gato, La hija de Robert Poste, Flores de verano, El pequeño salvaje, Para leer al anochecer, Solaris...-. ¿Cuál es vuestro criterio a la hora de escoger un nuevo título? ¿Algún secreto de editor por compartir?
ER. Nuestro criterio se basa en una mezcla de pura curiosidad y de “adecuación” al catálogo, si te soy sincero. Pasan por mis manos una media de cien o ciento veinte títulos al año, de los que seleccionamos veinticinco aproximadamente. Solo cuando un libro me ha parecido realmente apetecible, cuando me ha seducido, cuando me ha despertado, ese título pasa a formar parte del catálogo. Siempre y cuando, está claro, “se lleve bien” con la idea general de lo publicado hasta entonces por nosotros. Cuando no desentona, aunque sí que tiene que añadir algo que antes no estuviese en ese catálogo. En nuestro catálogo siempre hay un afán de búsqueda. Hay títulos que han sido flechazos auténticos, como La hija de Robert Poste o El pequeño salvaje, de los que hablas, pero también Oso o Los domingos de Jean Dézert (uno de nuestros títulos favoritos del catálogo, que no funcionó muy bien pero que es un pequeño tesoro) o El viaje de Shackleton o Animalium. El entusiasmo con que presentamos algunos títulos es casi un reflejo del entusiasmo con que los descubrimos en su momento. Creo que hay que dejarse llevar por la intuición a la hora de elegir ciertos títulos, más que por el cálculo sobre si el título venderá más o menos.

I. La editorial ha tenido un gran éxito, tanto entre los libreros, como los lectores y la crítica, con varios premios y reconocimientos en su haber, ¿os lo esperabais? ¿Cómo os hace sentir?
ER. Desde luego, jamás nos esperamos los reconocimientos que la editorial ha recibido, y aun hoy, ocho años después de haber fundado la editorial, y con un Premio Nacional a cuestas (que se debe al talento combinado de varias editoriales a las que admiro profundamente) nos sorprende que los libreros nos sigan con tanta atención y nos quieran tanto. Hay muchos cientos de novedades interesantes cada año, y entre esos cientos de novedades nos sigue pareciendo increíble que haya libros nuestros que susciten la atención de los libreros, la prensa y los lectores. Quizás es porque lo que proponemos es auténtico, no tiene truco: nos gusta lo que publicamos, nos fascina, lo hacemos lo mejor que podemos y sabemos, nuestro equipo tiene un talento bárbaro, y al final esas cosas se notan.

I. ¿Cómo se os ocurrió la idea de Impedimenta y cómo distéis los primeros pasos? ¿Cuál sería la filosofía de la editorial? ¿Alguna recomendación a aquellos aventureros que se estén internando en mares turbulentos?
ER.  Primero el consejo a los nuevos aventureros: una editorial no es una aventura. Es una militancia, una carrera de fondo que jamás acaba, en la que en cada revuelta del camino aprendes una cosa más, y te dejas mucha energía. Si no tienes una vocación muy clara (esto es, si no eres un “editor” de verdad, si no puedes evitar hacer lo que haces), mejor no meterse. Más que una profesión, la edición es un conglomerado de oficios muy artesanales que hay que dominar de forma vocacional: recomendador, “vendedor” de ideas, maquetador, diseñador, lector, buscador, comunicador… tienes que ser bueno haciendo cuentas, tienes que tener empatía con los profesionales de un sector muy especializado y exigente. O sea, como dijo una vez José Luis Sampedro cuando le preguntaron qué recomendaría a un joven escritor que estuviese empezando: “Si puede que lo deje”. Si no puede dejarlo, será editor. Bueno, malo, pero será editor.
Dicho esto, ¿por qué se fundó Impedimenta? Impedimenta nació hace ocho años con la idea de aportar al mercado con un cuidado exquisito títulos que a nosotros nos parecía imperdonable que no estuviesen en las mesas de novedades. Es algo muy sencillo pero a la vez muy difícil de llevar a cabo. Y hacerlo con respeto, y con las mejores ediciones posibles, y con traducciones buenas y cuidando mucho todos los detalles. Nuestra filosofía pasaba y pasa por dotar al lector moderno de herramientas para explicarse quién es, cómo ha llegado a ser el lector que es y para que descubra quiénes son sus padres. Toda buena obra tiene otra obra buena detrás, como eslabones de una cadena inmensa que se remonta a Homero y al Beowulf. Nuestra idea, sin remontarnos a esas épocas primitivas, lo cual no es nuestra labor, no somos una editorial académica, es localizar algunos de esos eslabones (muchos de ellos insospechados, porque serían “eslabones perdidos de nuestra propia cadena de lecturas”) y presentarlos a lectores como nosotros. Nuestros semejantes y hermanos, que diría Baudelaire. Nuestra labor, como editores literarios, es “ayudar a descubrir” libros nuevos y buenos y pertinentes.


I. ¿Qué buscas en un manuscrito, tanto como autor como editor? ¿Qué consejo le darías a un escritor que busca editorial?
ER. Que me sorprenda, que descubra en él algo genuino y encantador, o bien transgresor o desazonador. Que me conmueva en algún sentido. No me gustan los ejercicios de estilo, los libros correctos, ni las obras “obligadas” por una tradición que, en cambio, a mí no me dicen nada. El libro me tiene que decir algo a mí como lector. El tema me tiene que interesar, el argumento me tiene que aportar algo nuevo, tengo que ver claramente quiénes son sus padres literarios. Cuando comienzo un libro nuevo siempre lo hago muy esperanzado (afortunadamente no he perdido la ilusión, como le ocurre a algunos editores que se enfrentan al manuscrito dando ya por hecho que es malo, y esperando que el propio manuscrito le convenza de su bondad), y si el libro logra mantener su interés, y me sigue gustando, y se supera, entonces le doy una oportunidad. Somos los máximos creyentes en los libros que publicamos.
En cuanto a los escritores que buscan editorial, aconsejarles que perseveren, y que se fíen de su propio talento. Si lo tienen, acabarán publicando en buenas editoriales. El nivel de publicación en España es altísimo y abrirse hueco es muy complicado, lo sé, pero ningún buen escritor de verdad se queda sin publicar. Los editores estamos siempre buscándolos. La mayoría de mis amigos son escritores, y sé que es complicado llegar a las mesas de novedades. Pero no hay ni uno con talento que no lo haya logrado y no haya triunfado. El talento es muy raro, y cuando aparece un autor que lo tiene hay muchos editores que quieren tenerlo en sus filas.

I. Y sobre La Vida Soñada de Rachel Waring, ¿cómo distéis con la obra y por qué decidisteis publicarla? ¿Qué resaltarías de ella?
Reseña:
ER. Como tantos, La vida soñada de Rachel Waring, de Stephen Benatar, llegó a nosotros por recomendación de un amigo, en este caso un magnífico editor, David M. Copé, que, muy entusiasmado, me abordó en la Feria del Libro de 2014 con este libro debajo del brazo diciéndome que nos cuadraba completamente en Impedimenta. Le hice caso, leí el libro, me encantó como no lo había hecho un libro en mucho tiempo, lo contratamos, lo tradujimos y lo publicamos esta pasada primavera. Este libro a punto estuvo de llevarse el Booker Prize a principios de los ochenta, luego fue olvidado, el autor, Stephen Benatar, llegó a autopublicárselo durante un tiempo, hasta que cayó en manos del editor de la prestigiosa New York Review of Books, que se enamoró de él y lo volvió a lanzar para convertirlo en un clásico moderno.
El libro narra la historia de una mujer de mediana edad, Rachel Waring, que aparenta una enorme felicidad, a pesar de que poco a poco empezamos a ver que en su vida hay más sombras que luces. Ella no solo es feliz, sino que quiere serlo y ve que todos sus sueños se hacen realidad cuando hereda una casa en Bristol y puede abandonar su gris vida de empleada de oficina en Londres y mudarse allí, y comprarse bellos sombreros, y enamorarse y cantar a todas horas. Pero pronto descubrimos que todo eso es una fachada, y que ella no está nada bien. Que muchas de las cosas que recuerda y le pasan se las imagina. Y que la gente está empezando a aprovecharse de ella. Es una novela muy vitalista y a la vez enormemente triste. Un libro descomunal y bellísimo que recomiendo sincerísimamente.

I. Si tuvieras que escoger un libro de todas vuestras publicaciones, ¿cuál sería?
ER.  Habría muchos: Botchan porque fue nuestro primer éxito editorial (ganó el Premi Llibreter y puso a Natsume Soseki en el centro de muchas mesas editoriales), o La librería, de Penelope Fitzgerald, que el año que viene será llevada al cine por Isabel Coixet y que supuso la primera incursión en una de nuestras autoras fetiches, Fitzgerald, que nos abrió el camino a Iris Murdoch o Elizabeth Bowen. O Amor de Artur, de X. L. Méndez Ferrín, o Nostalgia, de Mircea Cartarescu… Pero elegiré aquí, quizás, por el libro que nos abrió a un público realmente amplio, que nos dio a conocer a muchos de los lectores y lectoras que ahora nos siguen: La hija de Robert Poste, de Stella Gibbons. Una novela divertidísima, british por los cuatro costados, considerada por parte de la crítica la novela cómica más perfecta de la literatura inglesa del XX, y que nos presenta a un personaje como solo se encuentra uno entre un millón: Flora Poste, una niña bien que se queda huérfana y se va a vivir al campo con sus asilvestrados familiares, los Starkadder, a los que ella tendrá que reformar casi a golpe de abanico y azada. Una parodia de las novelas rurales inglesas, encantadora, enormemente original, que yo releo una y otra vez y que recomiendo siempre que puedo.

I. ¿Nos recomiendas alguna de vuestras novedades?
ER. De entre los libros que hemos publicado en el último año en Impedimenta, destacaría Oso, de Marian Engel. Una fábula sobre la vuelta a la naturaleza que es, a la vez, una de las novelas “nacionales” canadienses, totalmente desconocida en nuestro ámbito, que narra la historia de una bibliotecaria a quien encargan inventariar la biblioteca de un coronel fallecido, situada en una remota isla canadiense. En la isla, además de la mansión del coronel, hay un oso medio amaestrado. Y poco a poco, en la soledad de la isla, entre la bibliotecaria y el oso surge el amor. La novela puede ser leída como un moderno cuento de hadas, con toques eróticos evidentes, muy transgresores, pero que no desentonan, que son muy naturales. Lo importante es que se trata de una novela que los lectores se recomiendan de unos a otros. Un boca a oreja clarísimo. Por esta novela sentimos un total entuasiasmo, y preparamos ya la tercera edición.

I. Y como lector, ¿nos recomiendas un título?
ER. A pesar de que se dice que los editores lo que menos hacemos es leer, yo leo mucho. Sobre todo en verano, que es cuando tengo más tiempo, y cuando viajo menos y puedo reposar mejor las lecturas. Este verano he devorado Aquellos años del boom, de Xavi Ayen (RBA)s. La historia de cómo se fraguó la generación de escritores iberoamericanos que cambiaron el panorama de la literatura en español de finales del XX: Mario Vargas Llosa, Gabriel García Márquez, Guillermo Cabrera Infante, Carlos Fuentes, José Donoso, Julio Cortázar… Con la presencia constante de la agente Carmen Balcells y de los editores de la época: Porrua, Barral, Tusquets, De Moura… Apasionante, y una lectura imprescindible para quien se dedica a editar libros.

Isabel del Río

Septiembre 2015