También estoy en Facebook, Twitter, LinkedIn e Instagram
Isabel Del Rio, Isabel del Río Sanz, @IsabelDlRio y @miransaya
Terapias naturales y holísticas en ANIMA

viernes, 29 de enero de 2016

#LaVidentedelaLunaLlena recién salida de Imprenta

Hace un par de días me llegaba la gran noticia: La Vidente de la Luna Llena acaba de salir de imprenta. No veo el momento de sacarlo de la caja y manosearlo, oler las páginas y la tinta… ¡Qué ilusión! Y, por supuesto, lo que más me emociona es saber que la historia de Laia llegará por fin a todos aquellos lectores que, hace ya meses, me comentasteis que deseabais descubrirla.
El miércoles 16 de Febrero llega a las librerías, así que ya podéis reservarlo o comentárselo a vuestro librero de referencia.

Nos vemos dentro de muy poquito para desvelar los misterios del Tarot, de la familia de Laia, de la Barcelona más mágica y misteriosa, y de las visiones de la Luna Llena.

jueves, 28 de enero de 2016

Quinta tanda de preguntas de la entrevista al equipo de #Sueños

Mientras preparamos una charla-presentación informal con algunos autores de la antología —encuentro que se celebrará en Barcelona—, os abrimos el apetito literario con la quinta entrega de la entrevista que hicimos al equipo de #Sueños.

15.¿Qué autor te hace soñar?
Gabriel García de Oro: Depende de la época, pero Ray Bradbury, Adams, Asimov, Roald Dhal están siempre en mi almohada
Teresa Roig: Thoreau.
Cristina Andrés: Suena a típico decir que J. K. Rowling me hace soñar, pero son años de leer Harry Potter y desde que leí por primera vez sus libros siempre me hacen querer estar en su mundo mágico.
menut: Hay demasiados. Casi todos los que leo (porque si no me gusta, lo dejo aunque esté a medias)
Griselda Martin: Muchos. Van cambiando con los años y según mi estado de ánimo. Gabriel García Márquez, Hiromi Kawakami, Haruki Murakami. Últimamente devoro la literatura asiática.
Jordi Guardia: Stephen King me hizo soñar durante mi adolescencia. George Orwell y Aldous Huxley despertaron mi inquietud más tarde, y Ursula K. Leguin, China Mieville, Terry Pratchett y Asimov, me han demostrado que los límites de la imaginación no existen.
Albert Calls: Dante.
Carmen Grau: Federico García Lorca. Desde pequeña he devorado sus Obras completas y su teoría mágica del duende que nos ilumina para entender la literatura siempre me ha fascinado. Además, como sureña cosmopolita, sus toques andaluces me hacen evocar mi infancia y mi tierra, trasladándome a un mundo imaginario idílico.
Hypatia Pétriz: Edgar Allan Poe y Lovecraft. Aunque más pesadillas que otra cosa ;)
Inés Macpherson: Es difícil escoger uno. Hay un sinfín de autores que saben meterse debajo de la piel, traspasar las fronteras y acabar formando parte del imaginario de uno. Autores como Poe, Hoffman, Benedetti… sus cuentos tienen tanta fuerza, tanta belleza, que sus historias acaban formando parte de tus sueños. Y, por supuesto, hay autores que te hacen soñar siempre, porque sabes que podrás sumergirte en sus libros y volar y, para mí, uno de ellos es Neil Gaiman.
Rebeca Bañuelos: ¿Uno solo? Imposible. Varios: Francesc Miralles, Isabel del Río, Anna Casanovas, Marisa Sicilia, Mara Oliver, Olga Salar.
Sílvia Tarragó: Robert Graves.
William E. Fleming: Uff, muchos. Desde el terror hasta la ciencia ficción pasando hasta por el erotismo. Los clásicos son: S. King. Philip K. Dick, E. A. Poe, Asimov y toda la troupé de creadores clásicos de la ciencia ficción (Harlan Ellison, Frederik Pohl, Wells…), el gran Lovecraft… Con el tiempo van cambiando pero siempre te deslizas a aquellos volúmenes que te han cautivado por una y otra causa.
Antonio J. Cuevas: Murakami es un autor que me parece muy evocador y muy onírico. Félix J. Palma ha sido un reciente descubrimiento.
Isabel del Río: Son muchos. El último que me encandiló, y del que ahora estoy deseando leer más, fue Juan Gómez Bárcena con su Los que duermen.

16.¿Qué libros te hacen soñar?
Gabriel García de Oro: Cualquiera que me cuente cosas diferentes de manera diferente. De por sí, es que sin un libro no puedo conciliar el sueño.
Teresa Roig: Aquellos que proyectan y nos enseñan a ser mejores, más felices, más respetuosos.
Luís García de Oro: Toda la ciencia-ficción... Me parece una pena que sigamos atrapados en este planeta que poco tiene ya por ofrecernos... Y por desgracia, no creo que veamos pronto la colonización de nuevas galaxias y otros mundos (nunca mejor dicho!). Así que leer estos relatos de naves espaciales, y planetas increíbles, me hace soñar más que nada.
Cristina Andrés: Aquellos que tratan aventuras llenas de fantasía y de mundos que me hagan olvidar el actual.
Ana Nieto: Memorias de Idhún, Retrum, Abhorsen, Leyendas de los Otori, Historias de Terramar, Sandman, Hamlet, El rey trasgo, Sobre los ángeles, La ley del amor…
Griselda Martin: Disfruto con la literatura japonesa, en la que se mezclan los sueños y la vigilia, la vida y la muerte, y donde la naturaleza se entrelaza en las historias, siendo un personaje más. El realismo mágico y las novelas distópicas también se me acumulan en la mesilla de noche.
Jordi Guardia: Todos aquellos que narran alguna situación que me sorprenda y consiga despertar mi interés. No hay fórmula mágica. Desde “El Resplandor” o “Dune”, hasta “Bioko” de Marc Pastor o “Un Minuto antes de la Oscuridad” de Ismael M. Biurrun.
Albert Calls: La Divina Comedia, Pesadillas y alucinaciones de Stephen King y El vagabundo de las estrellas de Jack London.
Carmen Grau: Las novelas de Manuel Mujica Láinez, sobre todo las históricas. Cuando leí El escarabajo sentí que era yo la que realizaba un viaje por toda la historia de la humanidad y conversaba con personajes tan variados como Julio César, Dante o Miguel Ángel, de los cuales soy una gran admiradora.
Inés Macpherson: Todos. Es la magia de los libros. Son una puerta a otro mundo, sea real o ficticio, pero otro mundo al fin y al cabo, y eso, en definitiva, también es un sueño.
Rebeca Bañuelos: Cualquier libro tiene esa capacidad, pero me gustan mucho las historias románticas, eróticas o de fantasía.
Sílvia Tarragó: Los que evocan otras épocas o los que contienen personajes intensos como Quo Vadis?, Yo, Claudio, Cumbres Borrascosas, Drácula, Cien años de soledad, Las mil y una noches
William E. Fleming: Mucho clásico de la ciencia ficción de los 60. Escritura de terror estilo S. King y muchos autores que he citado antes. Siempre me muevo mucho en lo clásico. Ubik de Philip K. Dick me dejó alucinado y El hombre en el castillo del mismo autor me encantó la forma en que construyó la obra. Por poner algunos ejemplos de terror King es un ilustre maestro que gracias a él se mama otros autores.
Antonio J. Cuevas: Los libros de aventura y, sobre todo, los buenos libros de literatura juvenil. Creo que la literatura juvenil actual ofrece grandes alternativas para dejarse llevar y para atraparte y engullirte.
Isabel del Río: Terror, CF, Fantasía, Teatro, Poesía… Cualquier historia en que la realidad y la ficción se unan hasta dejar de distinguirse.

17.¿Eres de los que sueñan despierto o prefieres vivir con los pies en la tierra?
Gabriel García de Oro: Prefiero soñar despierto para conectar con las ideas y ese tipo de historias que te hacen explotar las ganas de sentarte a escribir. Pero luego, es hora de tener los pies en la tierra y el culo en la silla para escribirlas.
Teresa Roig: Sueño dormida o despierta, y toco de pies en el suelo solo cuando me apetece, algunas veces sólo para coger impulso.
Cristina Andrés: Siempre, siempre, siempre sueño despierta. Y dormida.
menut: ¿Tierra? ¿Qué es eso? No, va. Hay momentos para todo.
Ana Nieto: Lo confieso, sueño despierta. No hay que dejar de lado el mundo real pero no me gusta esa gente que solo sabe pensar en lo práctico y que nunca se permite soñar o recrearse en la belleza.
Griselda Martin: Soy de los que sueñan despierta e intento mantener un pie en la tierra, y por ello me doy grandes batacazos.
Ángeles Doñate: Sueño despierta. Y que así siga siendo.
Jordi Guardia: Sueño despierto. De hecho me gusta imaginar decenas de alternativas a las historias que me ronden por la cabeza. Así puedo contemplar el cuadro con perspectiva y escoger la que más me convenza.
Albert Calls: Soy un híbrido.
Carmen Grau: Diría que intento equilibrar ambas cosas. De vez en cuando me refugio en mis sueños, pero no he de olvidar que la realidad sigue ahí y no voy a cambiarla únicamente con mi imaginación (aunque no estaría mal).
Inés Macpherson: Creo que la gracia es encontrar el equilibrio entre ambos puntos. Tener los pies en el suelo es bueno, pero si no sabemos soñar, tanto dormidos como despiertos, el camino se hace muy aburrido. A veces hay que soñar despierto para luchar por ese sueño.
Rebeca Bañuelos: Siempre tengo un pie en la tierra pero la cabeza completamente en las nubes, por lo que sí, sueño despierta a todas horas. Siempre me verás un poco ausente, en otros mundos.
Sílvia Tarragó: Tiendo a soñar despierta, pero me esfuerzo por vivir con los pies en la tierra.
Silvia G. Guirado: Peco de soñar despierta y aunque es positivo para escribir y para vivir, también es importante encontrar el equilibrio entre ambas y en eso ando.
William E. Fleming: Las dos formas. Cada vez que me hago mayor, voy perdiendo una para dar alimento a la otra, pero a veces la otra fagocita a la compañera. Un caos cierto.
Antonio J. Cuevas: Sueño continuamente, incluso cuando duermo.
Isabel del Río: Soy de las que vive en sueños y los confunde con la realidad. ¿O era al revés?

Pincha aquí y consigue tu ejemplar. Recuerda, todos los beneficios son destinados a ayudar a niños sin recursos.
En castellano:
En catalán:
Puedes encontrarnos en Facebook:


martes, 26 de enero de 2016

NEWS de las Actividades Gratuitas de La Font de Mimir Enero-Febrero 2016

En La Font de Mimir nos alegra poder decir que el 2016 se está portando muy bien. Nuestros clubs y actividades mensuales van creciendo, con nuevos lectores con ganas de encontrar historias que les hagan volar. Este mes hemos disfrutado de charlas con autores, visitas desde Andorra, discusiones sobre el futuro de la humanidad y hemos aprendido las claves para escribir un buen relato.
¡Pero nos hemos quedado con ganas de más! Y como para nosotros la literatura es una fiesta, este febrero queremos celebrarlo con nuestro Club de Lectura, con el Café con Autor, las actividades para los más pequeños, los Clubs de Juego y Cómic, la Radionovela, así como las presentaciones de nuevos títulos. ¿Te nos unes?
·        Lunes 1: Charla de Novela Negra para Jóvenes con Josep Camps, Sebastià Bennassar y Fernando Gómez.
·        Miércoles 3 a las 19h: Café con Maite Núñez, ‘Recursos de la Creatividad’.
·        Martes 16 a las 18.30h: Club de Lectura, comentaremos El silencio de las tierras altas de Steinar Bragi.
·        Miércoles 18 a las 19.30h: presentación de Al pie de una pared sin puerta, de la editorial Talentura, con su autora: Marian Torrejón
·        Viernes 26 a las 19.00h: presentación de Cuentos con nota/Contes amb nota, a cargo de la Associació d’Escriptors Tirant lo Blanc de Catalunya.
·        Sábado 27 a las 12.00h: Cuenta Cuentos infantil, La Princesa dels Matalassos, con los chicos de Vivim del Cuentu.
Si quieres recibir información en tu mail o apuntarte a alguna de nuestras actividades, como el Club de Lectura, sólo tienes que responder a este mensaje, escribirnos a mimir@lafontdemimir.cat, o pasarte por la librería y dejarnos tus datos de contacto (estamos en C/ Costa i Cuxart 5, muy cerca de la salida ML5 de Virrei Amat).
Además, este mes de marzo queremos iniciar el Club de Lectura Juvenil, que ya os hemos estado anunciando durante estos meses. Si quieres apuntarte o recibir más información, no lo dudes, ¡estaremos encantados de contar contigo!
Y si eres de un instituto o cole y te gustaría que organizáramos alguna charla o actividad con vosotros, llámanos: 933401616.

lunes, 25 de enero de 2016

“La Casa del Torreón” sigue viva en los lectores

Pronto habrán pasado 8 años desde que se publicó La Casa del Torreón (La Casa de la Torre, en catalán) y, a pesar de que no fue un BestSeller o TopVentas, sigue presente en algunas librerías que apostaron por la historia, así como en el imaginario de muchos lectores.
Para un escritor, saber que sus personajes siguen vivos ahí afuera, conmoviendo a lectores de todas las edades, es lo más grande que le puede pasar.
Este mundillo no es fácil. Son muchas horas de esfuerzo por las que, seguramente, no recibirás gran compensación económica; la mayoría de escritores vivimos de otros trabajos, no de nuestras historias. Ver uno de tus manuscritos publicados es un gran logro que te llena de ilusión, pero eso no garantiza nada. Hoy en día los libros tienen vida de pocos meses y, sin una buena plataforma de distribución y promoción, los libros no llegan a los lectores. Por ello, cada vez más, son los propios autores los que se dejan el espinazo tratando de hacer visibles sus títulos a través de las posibles brechas que pueda dejar la avalancha de los grandes sellos y nombres de valla publicitaria.
Además, como decía, la vida de un libro es de meses. Las librerías no dan a abasto con tantos títulos y han de devolver muchos sin haber recibido siquiera una oportunidad. Lo mismo ocurre con las distribuidoras y comerciales, que atestados de ejemplares, han de apostar por algunos y deshacerse de aquellos que ya tengan “demasiado” tiempo, o que no supongan “ventas claras”.
Curiosamente, cuando La Casa del Torreón va a cumplir sus 8 añitos, varios institutos lo han escogido como lectura para sus clases, en las bibliotecas lo leen para los clubs de lectura juveniles, y recibo mensajes que me llevan a tocar las estrellas, pues ¿qué autor no se sentiría volar si un joven lector le dice, emocionado al saber que vas a dar una charla para su clase: "su novela me ha hecho gustar la lectura"?
Eso me hace pensar en los libros que me hicieron amar la lectura, aquellos que me marcaron de niña, que no son siempre obras muy conocidas, sino aquellas que, por un motivo u otro me llegaron en el momento oportuno y me hicieron aprender a viajar entre letras.
Por todo ello, muchas gracias. Gracias a todos los que habéis hecho que La Casa del Torreón sea un libro de fondo, una historia que continúa pese a todo, una parte de vuestros recuerdos e imaginación.
“Isabel, soy profe de lengua y llevo La casa del Torreón como lectura para mis chicos.  La experiencia es siempre muy satisfactoria y más de uno de los míos también se ha enganchado gracias a tu historia a los libros.
Es para sentirse muy orgullosa, ¡claro que sí!”
por Ana Vanesa Cremades

Reseña "Especies Invasoras" de Agustín B. Palatchi

TÍTULO: Especies Invasoras
AUTOR: Agustín B. Palatchi
EDITRIAL: Umbriel


SINOPSIS
Iria, una joven doctora de biología, es contratada por un laboratorio genético en una remota isla escocesa para investigar sobre las especies invasoras que están acabando con las variedades locales. Acompañada de Gabriel, un periodista en paro, pronto empezará a sospechar que la desaparición de las abejas y otras especies en todo el mundo tienen una finalidad oculta. La muerte de una activista acampada en las inmediaciones del laboratorio pondrá a la pareja sobre la pista de un secreto más terrible aún de lo que jamás hubieran imaginado.

OPINIÓN
Una novela que podríamos denominar crossover, pues juega con varios géneros y targets, convirtiéndose en una lectura ágil y amena con dosis de ética natural y pánico apocalíptico.
Y es que se trata de un thriller que juega con datos científicos y bioéticos reales para crear desasosiego en el lector con el "y si...", ya que nos resulta muy cercano. Pero no deja de ser una historia que cruza la línea de la ciencia ficción, de aquello que perfectamente podría ser, pero que, por ahora, o al menos que sepamos, todo queda en el mundo de los "posibles", dejándonos dormir por las noches.
Además, tanto el ritmo como los personajes, están en un limbo en el que tanto lectores de juvenil como de thriller y CF se sentirán a sus anchas.
Una novela que no se complica, bien documentada y con recursos bien llevados. Una historia que a los serie-adictos puede recordarnos a "Fortuhtude" por el ambiente, el cruce de personajes que mantiene engañado al lector y las avispas asesinas. Con guiños a La Isla del Dr. Moreau.
Una lástima las erratas y descuidos que quitan lustre al manuscrito.
Científicos que creen ser dioses, plagas bíblicas, un amor que florece, una isla remota y un asesinato que parece prender la mecha del desastre.
¿Es posible que los genes manden más de lo que creemos en quiénes somos y qué decisiones tomamos? Palatchi da su opinión en Especies Invasoras; ideas que me dejan intranquila.
Una lectura recomendada para aquellos que gusten de las historias con ritmo y suaves dosis de muerte y científicos locos.

Isabel del Río
Enero 2016



jueves, 21 de enero de 2016

Cuarta entrega de la Entrevista a los autores y equipo de #Sueños

Y continuamos con la entrevista que hicimos a los responsables de #UnSueñoporOtro, en esta ocasión, a algunos de los miembros del equipo.
11.   ¿Desde cuándo colaboras con OM?
Cristina Andrés: Desde que se empezó a fraguar 20 relatos del fin del mundo, vi que necesitaban a colaboradores y decidí escribirle a Isabel.
William E. Fleming: Pues desde hace muy poco. He ayudado a Isabel con la logística interna. Todos los embrollos que no solo como diseñador editorial tenemos que hacer para poder sacar un buen número.
Antonio J. Cuevas: Desde hace muy poco. Esta antología de sueños es en verdad mi primera colaboración. Espero hacerlo bien y que cuenten conmigo para próximos proyectos, incluso como autor.
12.   ¿Cómo es trabajar en este tipo de proyectos?
Cristina Andrés: Sin duda alguna trabajar en Otros Mundos está siendo muy enriquecedor, ya no solo por el hecho de trabajar en equipo por un proyecto con o todo lo que conlleva, sino porque, por ahora, son proyectos diferentes. Sí, son relatos, son el mismo tipo de libro, pero de temática diferente y todos los relatos tan diferentes entre sí que me hacen descubrir autores nuevos, géneros nuevos, etc.
William E. Fleming: Ya me acostumbré a trabajar con personas geniales que quieren dar todo su potencial y más allá. Y no me fue muy difícil poder congeniar con todos ellos. Siempre he valorado mucho que se lleven proyectos de la índole que fueran como si fuera el primero, con esa alegría y deseo de dar el 200%.
Antonio J. Cuevas: En lo que a mí respecta, siempre es agradable colaborar con un equipo de gente entregada. Lo malo es que si no te implicas demasiado, no conoces a la gente, aunque sabes que es posible ir conociéndose poco a poco y coincidir en más proyectos en el futuro.
13.   ¿Cómo te enfrentas a la maquetación/corrección/asesoramiento? ¿Qué es lo más complicado de tu trabajo? ¿Y lo que más te llena de él?
Cristina Andrés: Suelen decirme que maquetar tiene que ser muy difícil, pero a mí me relaja la concentración en hacer algo que tanto me gusta. Elegir la tipografía, los márgenes, el interlineado, el tamaño de la página, pequeños detalles que construyen poco a poco el libro. Supongo que lo más complicado es cuando ya lo tienes montado, porque es el momento de asegurarse de que todo esté en su sitio, sin errores, sin fallos.
William E. Fleming: Siempre me enfrento a todo con dudas y perfeccionismo. La primera deriva de la segunda. Porque siempre deseo tenerlo perfecto. Por eso mi lucha es dar lo máximo posible de mí. Cada vez voy aprendiendo algo, un poco aunque sea, de cada trabajo. Lo más complicado es poder juntar todas las piezas de forma coherente y que se unan, pero también es hacer ver al cliente o a la persona que se lo he de entregar que el resultado tiene que ser así, puede cambiarse mientras haga evolucionar, para mejor, al resultado. En mi área, la maquetación, normalmente el autor no entiende mucho y explicar las cosas del porqué y el cómo hace que sea complicado el explicar las causas de un diseño u otro, pero al final lo que me encanta es poder ver impreso una buena edición en papel o que un ebook pueda descargarse y leerse más incluso que una edición impresa. Me da alegría que el lector final vea un buen trabajo de diseño y no solo lo excelente en la prosa de los textos.
Antonio J. Cuevas: Hace poco que me dedico a la corrección (que es lo que he hecho en este proyecto de Otros Mundos). Esta colaboración me permite poner en práctica los conocimientos adquiridos y coger soltura. Lo más complicado es la incertidumbre cuando tienes varias alternativas válidas, y reconocer errores más allá del «esto no me suena bien», porque a veces justo lo que no suena bien es lo válido. 
14.   Cuando piensas en sueños, ¿qué te viene a la mente?
Cristina Andrés: Pienso en una cama y yo dormida plácidamente mientras sueño con una versión de mí viviendo aventuras.
Antonio J. Cuevas: Fantasía, el lugar donde puedes conseguir todo aquello que tan difícil te resulta en la vida real, pero también el lugar en el que puedes hallar monstruos que te muestren lo peor de ti. Un lugar donde caminar con mucho cuidado. 

Añadir leyenda
¿Todavía no tienes tu ejemplar de #Sueños? Pídelo y ayuda a una buena causa.
En castellano:
En catalán:



miércoles, 20 de enero de 2016

Crónica Club de Lectura de La Font de Mimir – Enero 2016

Ayer nos reunimos, como cada mes, para la charla del Club de Lectura en La Font de Mimir. En esta ocasión nos acompañó el autor del libro a comentar: Especies Invasoras de Agustín Bernaldo Palatchi. Cuando nos quisimos dar cuenta, pasaban de las 20.30h y continuábamos ahondando en los temas tratados en la novela y en las técnicas de escritura.
Como ya sabéis, los títulos se eligen por votación a partir de las recomendaciones que hacemos entre todos, pero también nos llevamos algunos, aunque no sea el que vayamos a comentar el siguiente día, pues siempre hay espacio para buenas lecturas.
Entre las novelas que nos llevamos estaban: Cartas de amor a los muertos, Alma y Sueños de Piedra.
PRÓXIMO CLUB DE LECTURA
Martes 16 de Febrero a las 18.30h

Comentaremos: El silencio de las tierras altas de Steinar Bragi




lunes, 18 de enero de 2016

Entrevista a Sebastià Bennassar

Sebastián Bennasar (Palma, 1976), es escritor, periodista, traductor y agitador cultural, pero lo resume en “intento pagar el alquiler con la literatura”. Escribe en catalán, ha publicado 28 títulos en solitario de todos los géneros literarios excepto teatro, y es especialmente conocido por su vertiente negra, tanto como autor, estudioso y divulgador. Licenciado en Humanidades en la UPF en 2009 y Máster en Historia del Mundo en la misma universidad, empezó trabajando a los 18 años en el Diari de Balears, en Mallorca, del que llegó a ser jefe de cultura y crítico literario desde los 20 años. Entre 2009 y 2013 vivió en Lisboa y por ello su segundo amor es la literatura portuguesa.

ENTREVISTA
IDR. Se te conoce especialmente por ser escritor de novela negra. ¿Por qué ese género? ¿Qué es lo que te atrae de ese tipo de historias?
SB. Me interesa la posibilidad de poder desentrañar el alma de la sociedad contemporánea, poder escribir sobre lo que sé pero no puedo demostrar y me interesa ver la novela negra como la gran novela social de nuestro tiempo. Escribo noir para entender la maldad del mundo.
IDR. De todos tus títulos, ¿cuál sería tu preferido? ¿Con el que más te identificas? ¿Cuál nos recomendarías y por qué?
SB. Es difícil porque uno siempre quiere a todas sus obras, pero si fuese objetivo, Nocturn de sant Felip Neri es mi mejor novela; On mai no creix l’herba la más ambiciosa literariamente hablando de las de género negro, mientras que en ensayo os recomiendo Pot semblar un accident para entender la novela negra en catalán entre 1999 y 2010.
IDR. Con Cants de sirena negra has dado un giro. ¿A qué se debe? ¿Qué querías plasmar en ella?
Link a la reseña de Cants de Sirena Negra:
SB. No es un giro tan profundo como puede parecer porque siempre he escrito obras no negras en las que el componente cultural es muy importante. Pero es verdad que quería hacer una novela de aventuras que fuese un homenaje a todos los libros clásicos que leí cuando era joven. Y creo que al final me ha salido una historia de amor.
IDR. ¿Crees en sirenas? ¿Has visto alguna vez una?
SB. Por supuesto. Y sí, las sirenas siempre están ahí.
IDR. ¿Cuánto de ti hay en el protagonista de la historia y en sus vivencias?
SB. Alguna cosa, sobre todo sus lecturas, los lugares a los que viaja el protagonista, que son algunos de mis lugares preferidos, y el hecho de haber navegado mucho, sobre todo cuando era más joven.
IDR. ¿Crees en el amor? ¿Y en que los sueños se pueden hacer realidad?
SB. ¿Se puede no creer en el amor? Y claro, todos los sueños pueden llegar a cumplirse. Lo que pasa es que hay que saber soñar bien.

IDR. Durante la lectura, uno percibe el trabajo de documentación que hay detrás de la historia. ¿Ha sido duro? ¿Disfrutas con esta parte del trabajo de creación?
SB. La verdad es que ha sido un proceso largo pero muy interesante, me gusta mucho, forma parte de la manera de escribir y sí, documentarse es una aventura, por lo menos para los que amamos la historia.
IDR. ¿Tienes algún método? ¿Qué haces antes de ponerte a escribir?
SB. Nada. Me levanto a las cinco y media, voy al lavabo y enchufo el ordenador o cojo la pluma, según la fase del proceso en la que esté.
IDR. ¿Inspiración o Constancia?
SB. Constancia, hay que escribir siempre. O por lo menos intentarlo.
IDR. ¿Cuál es el género con el que más disfrutas? ¿Y con el que menos? (Como escritor y como lector)
SB. Como escritor disfruto mucho con la novela negra, pero cada vez leo más ensayo. Y como escritor diría que es la narrativa en general lo que más me motiva. Lo que menos me gusta como lector es la novela romántica, creo que sería incapaz de escribir una. Tampoco me gustan las novelas de terror ni los bestsellers conspirativos.
IDR. Como lector, ¿qué te apasiona y engancha? ¿Y que te espanta y hace abandonar una historia?
SB. Me apasiona la ambición literaria, que el texto sea sorprendente, que pueda aprender, que tenga una voz propia. Y cualquier historia que pase en París o en Lisboa (aunque sean pésimas literariamente). No puedo con los tópicos y me molestan mucho las acotaciones de los diálogos.
IDR. Si tuvieras que dar algún consejo a un escritor novel, ¿cuál sería?
SB. Que lea mucho, omnívoramente. Lo bueno para aprender. Lo malo para aprender lo que no se debe hacer. Que sea humilde y que aprenda que antes de las subordinadas viene lo de sujeto, verbo y predicado. Escribir sencillo es lo más difícil del mundo. Que lea mucho, mucho, mucho.
IDR. Como el protagonista de tu historia, también eres periodista. ¿Qué prefieres, el realismo o la ficción? ¿Con qué faceta te sientes más identificado, como: periodista, escritor o lector?
SB. Yo creo que el periodismo tal y como lo conocí está prácticamente muerto y por eso uso la ficción para describir sociedades. Yo soy sobretodo un lector que escribe.

IDR. ¿Cuál crees que es el papel del escritor hoy en día?
SB. Buena pregunta. No lo sé. No sé ni siquiera si tiene papel. Pero debería ser la voz crítica de la conciencia, el que hace las preguntas malintencionadas. A la vez deberíamos conseguir hacer felices a nuestros lectores y hacerlos felices es hacerlos más inteligentes, gente que se pregunte siempre por qué.
IDR. ¿Papel o ebook? ¿Crees en eso que dicen de que el ebook matará al papel?
SB. No. Como mínimo a corto plazo. Me gusta el olor del papel, me encantan los libros, soy coleccionista y por tanto fetichista. Pero el ebook tiene ventajas, sobre todo para leer los manuscritos de las editoriales.
IDR. Como autor publicado, cuéntanos, ¿qué te hizo especial ilusión y qué te gustaría olvidar de esta experiencia?
SB. La primera caja que llega con los libros y su olor es magia. Tu nombre en la portada, saber que has encontrado a alguien que se ha jugado su dinero por ti. Lo peor son algunos editores que han incumplido sus contratos y algunas envidias tontas.
IDR. Cants de sirena negra es una historia metafórica, poética y profundamente crítica; ¿cuál era el mensaje de fondo que querías transmitir?
SB. Que el amor es capaz de conseguirlo todo.

IDR. ¿Cómo te metiste en el mundo de la literatura y por qué?
SB. Desde siempre me había gustado escribir. Mi abuela materna fue la que me dijo que lo probase. A los diecisiete años había un concurso de literatura en un periódico local, en Mallorca, me presenté con mi primer cuento y gané.
IDR. ¿Cuál es el primer título que recuerdas que dejará huella en ti?
SB. Son muchos, pero recuerdo todos los libros de Jules Verne y sobretodo La isla del tesoro de Stevenson.
IDR. ¿Quién o qué te acercó a la literatura?
SB. Mis padres me enseñaron a leer muy pronto para que no les despertase por la mañana. Mi tía Magdalena fue la gran introductora de la literatura en casa y luego descubrí que quería ser escritor con el profesor Antoni Figuera, tal vez el mejor que he tenido nunca.

IDR. ¿Nos puedes adelantar algo sobre tus próximos trabajos?
SB. Estoy trabajando en varias cosas a la vez: nuevos cuentos y dos novelas, una negra con la mafia lionesa como telón de fondo y otra sobre el 2008 y las manifestaciones estudiantiles de ese año.
IDR. ¿Qué estás leyendo ahora mismo?
SB. Siete novelas finalistas de un premio literario por un lado. La poesía griega arcaica del siglo VII AC por otro y L.A. Confidencial de James Ellroy.
IDR. ¿Nos recomiendas un libro?
SB. Imposible solo uno. Todos los de Roberto Bolaño y Vida privada de Josep Maria de Sagarra.



Isabel del Río

Diciembre 2015

Café con Iñaki Rubio: Construcción de Relatos

¿Os habéis preguntado alguna vez qué diferencia hay entre un cuento y una novela? ¿Os gustaría saber cómo enganchar al lector, o si cada autor utiliza trucos diferentes para escribir? Pues el viernes pasado, en el Café con Autor que celebramos en La Font de Mimir, el escritor Iñaki Rubio bajó desde Andorra para hablarnos de esos puntos y descubrirnos todos los secretos alrededor de la construcción de relatos, además de responder la lluvia de preguntas sobre su última antología.



Aquí os dejo la reseña que hice de su última obra y la entrevista que me concedió para La Odisea:





martes, 12 de enero de 2016

Tercera tanda de preguntas de la entrevista al equipo y autores de #Sueños

¿Todavía no tienes tu ejemplar de #Sueños? Recuerda que lo puedes conseguir en papel, en catalán y en castellano, por Amazon. Con tu compra estarás ayudando a niños sin recursos.
Y ahora, la tercera tanda de preguntas de la entrevista que hicimos al equipo y autores de este precioso y soñador proyecto:
7.     ¿Qué opinas sobre esta clase de iniciativas?
Gabriel García de Oro: Son grandes bancos de pruebas y dan la posibilidad de trabajar formatos distintos. Al estar al margen de lo que es la industria hay más libertad y, por tanto, más posibilidades de sorpresa.
Ana Nieto: Admiro mucho a las personas que crean estas iniciativas y a aquellos que colaboran de una forma u otra, ya sea con su arte o como mecenas. No es solo una oportunidad para darse a conocer, sino que además podemos ayudar a alguien con lo que hacemos. ¿Se puede pedir más?
Luís García de Oro: Me parecen muy positivas, por un montón de razones. La primera y más importante, es porque hay que potenciar más la cultura del relato. Muchas veces, no es necesario escribir 300 páginas para contar una historia. Un relato te puede dejar sin aliento en apenas unas pocas páginas. Y si además, la iniciativa se hace por una buena causa, ¿qué más se puede pedir?
menut: Es muy importante que haya iniciativas de este tipo, y no sólo en el mundo literario. Y más en la actualidad, con la situación precaria en la que vivimos. Demuestran que no todo es el dinero. Y encima, me dan una oportunidad de colaborar… ¿qué más quiero?
Griselda Martin: Convertir tus historias en solidaridad con los más necesitados es un hermoso trueque. Dignifica la literatura.
Ángeles Doñate: Gracias por existir J
Jordi Guardia: Que deberían ser más comunes. Unirse para intentar ayudar a los más necesitados con tu pequeña aportación intelectual o económica, me parece un orgullo. Confío en que sea un éxito, que la gente se anime a colaborar y entienda la labor social que intentan impulsar los organizadores del concurso.
Albert Calls: Me parece una gran forma de divulgar la creación literaria más actual.
Hypatia Pétriz: Me parecen iniciativas bonitas e interesantes porque unen la literatura con causas benéficas. Un sueño por otro permite que los escritores, des de sus relatos, puedan tender una mano a personas que lo necesitan.
Rebeca Bañuelos: Creo que tal y como está el mundo, iniciativas como ésta, lo hacen más humano, más bonito, y alimenta la esperanza de que las cosas puedan ir a mejor.
Sílvia Tarragó: Creo que son necesarias, no sólo por su parte solidaria sino por el reto que supone para los autores escribir sobre un tema concreto. Es muy estimulante.
Silvia G. Guirado: Es una gran manera de trabajar en equipo y de plantear una nueva forma de entender el mundo editorial. Si la sociedad cambia, también lo han de hacer todos sus agentes y, por tanto, autores y editoriales han de buscar nuevas formas de hacer llegar su trabajo. Creo que Isabel tuvo una gran idea al plantear este proyecto tan coherente y con tan buenos fines.
8.     ¿Puedes describirnos el meollo de tu relato?
Gabriel García de Oro: Es una ficción futurista donde los sueños son la base de los viajes interestelares.
Teresa Roig: La realidad no es única e indivisible, sino múltiple y variada, lo que hace que lo que para uno sea un sueño, para otro puede ser una pesadilla… Y al revés. Todo es cuestión de interpretaciones.
Ana Nieto: Chamanismo. Sí, es un tema que me apasiona y sobre el que he estado investigando en los últimos meses para realizar un ciclo de relatos. Y desde luego también habla de las decisiones que debemos tomar en algún punto de nuestra vida. Neil debe hacerlo al final de Psicopompo.
Luís García de Oro: En un futuro cercano, existe una tecnología llamada SUEÑOVISIÓN, que permite emitir los sueños de cualquier persona, como si se tratarán de una película. Como en toda industria del entretenimiento, la Sueñovisión tiene sus grandes estrellas, y la más grande de todas es Zira. Sus sueños son apasionantes. Hasta que un día, algo sucede...
menut: Vigila con lo que sueñas.
Griselda Martin: Es un relato de realismo mágico. Trata sobre los mundos paralelos que existen entre la vigilia y el sueño. ¿Dónde está la realidad?
Ángeles Doñate: Hace unos meses, leí un reportaje muy extenso sobre inmigración en un diario. En una línea comentaba, de pasada, que la primera mujer había saltado la valla de Melilla. Me quedé pensando quién sería… busqué en google y encontré algo más de información. Poca. Y a partir de ahí imaginé el viaje de esa chica desde una aldea de Camerún hasta el momento en que, tras cuatro intentos fallidos, consigue tocar su sueño con las manos: llegar a Europa.
Jordi Guardia: En mi relato “El Sol Verde”, los sueños del protagonista son un arma que los enemigos no poseen y temen, pues para ellos los sueños son visiones del futuro que predicen lo que va a acontecer.
Albert Calls: Es una reflexión sobre las tenues fronteras existentes entre el sueño y la muerte.
Hypatia Pétriz: Mi relato trata de un hombre al que encierran en un sanatorio mental porque está obsesionado con pintar un bosque con el que sueña. Quería hablar del amor que sienten los artistas por lo que hacen.
Inés Macpherson: Es difícil resumirlo sin desvelar demasiado, así que solo diré que se trata de una historia situada en un mundo superpoblado en el que los humanos no podemos soñar porque ya no hay un futuro o algo por lo que soñar.
Rebeca Bañuelos: El meollo de mi relato no es otro que los hilos del destino, los sueños, y el amor que siempre está ahí aunque no seamos capaces de verlo. Ese que lleva sin esperarlo y nos convierte en una mejor versión de nosotros mismos.
Sílvia Tarragó: Pues, precisamente, juego con la ambigüedad entre sueño y pesadilla. Es un relato evocador y un tanto poético que describe el comienzo del día de alguien que ha tenido que renunciar a sus sueños. He intentado darle un final inesperado, el giro sorprendente que creo que debe tener cualquier narración breve.
Silvia G. Guirado: Mi relato tiene los tintes clásicos de fábula. Cuando toca escribir relatos breves, me gusta situarme en ese estilo… El planteamiento es muy sencillo: ¿qué sucede si dejamos de soñar y fantasear? ¿Cómo recuperar esos sueños? La protagonista de mi historia, Nadia, tratará de averiguarlo, aunque a veces no obtengamos la respuesta cuando queremos, sino cuando menos lo esperamos…
Isabel del Río: Quise basarme en uno de los grandes: Lovecraft. En un principio, cuando surgió la idea, no sabía muy bien cómo se iba a desarrollar ni de qué lado me iba a decantar, pero digamos que es la historia de dos seres que tienen una extraña “enfermedad” que amenaza con destruirlos. Habla de la “realidad” del mundo onírico y del sentido de supervivencia.
9.     ¿Tienes algún método de escritura? ¿Cómo te inspiras?
Gabriel García de Oro: Primero busco de qué quiero hablar, de la idea que quiero transmitir. Una vez tengo eso, voy tejiéndole una historia que me permita expresar todo aquello que me interesa y por lo que estoy delante de la hoja en blanco.
Teresa Roig: La vida me inspira y luego, como decía Picasso, procuro que la inspiración me encuentre trabajando.
Ana Nieto: Picasso decía que la inspiración debe encontrarnos trabajando. En mi caso siempre llevo una libreta en la que anoto ideas. Lo que diferencia a un escritor de otro tipo de persona es que él sabe ver una historia donde el otro solo vería un titular de periódico o una anécdota sin relevancia. Y las obsesiones, me nutro mucho de esto último.
Luís García de Oro: Por desgracia para mí, diría que mi método es el de ensayo-error. Una vez tengo una idea clara de la base de la historia, empiezo a escribirla. Pero a menudo, ni la primera, ni la segunda, ni la tercera versión me gustan... Así que voy empezando de cero cada vez, aunque incorporando cosas de las versiones anteriores, hasta que siento que tengo algo que me gusta.
menut: Primero, camino, buscando una idea, un esquema. Sentado delante del ordenador no hago nada. Busco un tema sobre el que hablar, en los medios, en apuntes que tenga, en el contexto social, en ideas que me vengan... y me hago un esqueleto que luego desarrollo.
Griselda Martin: Imagino, pienso, escribo mentalmente y cuando tengo la historia en mi cabeza me siento delante del ordenador. Primero escribo sin pensar, luego corrijo, corrijo y corrijo hasta que el texto es de mi agrado. Me puede inspirar una frase, una imagen, una historia real o un sueño.
Ángeles Doñate: Cualquier cosa me inspira: la vida es fuente de inspiración. En este caso, una frase perdida en un periódico. Otras veces, son sentimientos que me asaltan, sueños, recuerdos que vuelven, conversaciones,  historias que te cuentan, lo que pasa a mi alrededor… En cuanto a método, la verdad es que soy anárquica.
Jordi Guardia: Cuando me dan un tema, como éste caso eran los sueños, empiezo a darle vueltas a cómo puedo desarrollar la idea, los entornos en los que se pueden vincular los sueños y el tipo de historia que quiero contar. A partir de ahí es ir modelando, como una figura de barro. A veces sale a la primera y otras cuesta un poco más.
Albert Calls: Planifico primero la idea y luego la desarrollo temáticamente.
Inés Macpherson: Normalmente escucho música. He descubierto que hay piezas que llevan escondidas historias en su interior. A menudo, cuando tengo una idea y necesito desarrollarla, me dejo llevar por la música y se van creando escenas, hilos… y luego, a escribir, a reescribir, y a volver a reescribir.
Rebeca Bañuelos: Música. Imágenes. Mitología. Leyendas. Todo me puede inspirar. Mi método de trabajo no es más que hacer un guión de sucesos o un pequeño resumen en el caso de los relatos, crear una cronología temporal y dejar a los personajes crecer.
Sílvia Tarragó: El mejor método es la disciplina. La inspiración puede venir de una idea, una frase que escuchas, una escena de una película, cualquier cosa…pero lo principal es tener la constancia de escribir y utilizar la inspiración como una herramienta más.
Isabel del Río: Mis mayores musas son los sueños y las pesadillas. Vamos, que el tema me iba ni qué pintado. Por lo que me dejé arrastrar por una de ellas. En cuanto a método, pasé unos meses dándole vueltas y comentándolo con mi pareja, hasta que un día decidí que tenía que “parir” la historia y, en un par de horas, dejé libre a la bestia.
10.¿Qué es lo primero que haces cuando te planteas escribir un relato?
Teresa Roig: No me lo planteo: sale. Incluso cuando me dan un tema, el relato ya está dentro de mí y solo toma forma con las palabras que elijo.  Para mí, los cuentos son mucho más viscerales que las novelas, que sí trabajo con planificación al detalle.
Ana Nieto: Para empezar escribo la idea o materia prima en mi libreta, después paso algunos días dándole vueltas, sobre todo mientras viajo en autobús con la música a tope. Eso siempre favorece que las ideas fluyan.
Luís García de Oro: Lo primero de todo es la historia. ¿De qué quiero hablar? Después ya se planteará el estilo, el formato... Pero hasta que no aparece la historia, no hago nada más que pensar y pensar... Van surgiendo muchas ideas que sé que no servirán, pero de nuevo, son las que me sirven para llegar a algo que me hace decir: “¡Esto podría estar bien!”
menut: Primero tengo que tener un tema, a partir de ahí, pensar, pensar, descartar, caminar, descartar, hasta dar con lo que quiero decir exactamente, y con el hilo argumental de cómo decirlo.
Griselda Martin: Primero es la idea. Luego le doy muchas vueltas al principio. El final lo tengo medio pensado, pero me dejo llevar por la historia.
Ángeles Doñate: La historia crece dentro de mí durante días. De repente, me siento delante del ordenador y empiezo a escribir sin más.
Jordi Guardia: Intentar visualizar una imagen de ese mundo que quiero contar. No importa si es una escena del principio, del final o de algún momento de la historia. Pero necesito esa imagen para “ver” lo que voy a contar y entender cómo se mueve todo a su alrededor.
Albert Calls: Escribir un borrador a mano.
Inés Macpherson: Pensar la idea, el inicio y el final. A menudo, si no sé a dónde quiero llegar, me pierdo y luego es difícil encontrar el hilo, sobre todo cuando es un relato corto. Cuando tienes más margen y más páginas, el proceso es distinto, puedes dibujar otro tipo de mapa más amplio, más abierto, pero en un relato es importante saber por dónde vas.
Rebeca Bañuelos: Me centro en la idea principal. En este caso “sueños” y en lo que inspira. Después busco nombres para los protagonistas que me gusten y que tengan que ver con la historia, porque casi siempre suelen darle cuerda a la trama y me llevan por senderos que no pensé caminar.
Sílvia Tarragó: Busco una idea general, el concepto que quiero transmitir a través de una historia, la moraleja, por decirlo de alguna manera.
Isabel del Río: Decidir quién será el narrador, quién iniciará la historia. Después todo viene bastante rodado.
Pincha aquí y consigue tu ejemplar.
En castellano:
En catalán: