También estoy en Facebook, Twitter, LinkedIn e Instagram
Isabel Del Rio, Isabel del Río Sanz, @IsabelDlRio y @miransaya
Terapias naturales y holísticas en ANIMA

martes, 30 de octubre de 2012

Nueva Reseña en Los Libros de mi Vida: En la Cripta de H.P. Lovecraft


Título: En la Cripta
Autor: H.P. Lovecraft
Colección: Biblioteca de fantasía y terror
Editorial: Alianza Editorial

Últimamente paso mucho tiempo en el metro y ¿qué mejor remedio al aburrimiento de las idas y venidas que un buen libro?
Hace una semana miré la librería que tenemos en el estudio, buscaba alguno de esos títulos que nos regalan o compramos y guardamos para más adelante, pero entonces mi vista se posó en un tomo un tanto ajado de los cuentos de Lovecraft. Curiosamente fue un libro que regalé a mi pareja hace ya más de cuatro años y que yo devoré a medias una noche lluviosa, metida en la cama y cubierta hasta las orejas mientras sufría un molesto catarro.
Lovecraft me ha perseguido durante toda mi vida, y no porque fuera una de sus grandes lectoras, sino porque siempre ha habido alguien que hacía comentarios como “He visto algo más allá de las posibilidades de mi conciencia, mi mente no logra recordarlo, porque lo que mis ojos vieron puede llevarme a las puertas de la locura, o más allá de la muerte…”. Esta clase de explicaciones y frases siempre me fascinaron, pensaba, “¿de dónde las sacarán?”, porque después todos rompían a reír y a hacer referencias a extraños seres/dioses de espacios remotos y tiempos inimaginables.
Mucho tiempo después de estas delirantes conversaciones entre cervezas y juegos de mesa, encontré uno de los primeros libros que reseñé en Los Libros de mi Vida, La Casa en el confín de la Tierra, este libro nos puede recordar mucho a la escritura de Lovecraft e incluso a uno de los cuentos que hay en el libro que hoy estoy reseñando, y es que Lovecraft bebió de la literatura de Hodgson.
Esta novelita de Hodgson me hizo tomar el ejemplar que le había regalado a mi chico y, entre ataques de fiebre, me puse a leer. Recuerdo que mi encuentro con sus mitos y seres fue de lo más escalofriante, así que cuando estaba ante la librería y vi el lomo desgastado me dije “¿por qué no?”.
Ya os digo que leer a Lovecraft en el metro puede ser peligroso, ¿por qué? La literatura que este autor nos ofrece te absorbe, te quedas medio alelado tratando de imaginar o descifrar qué es lo que están sintiendo o viviendo los personajes de sus historias y de pronto, ¡zas! Te has vuelto a pasar de parada.
A pesar de los inconvenientes, es una lectura harto recomendable y os incito a leerlo, sea en el metro, el bus, el tren o en casa, y decirme si a vosotros también os ha hecho pensar que en vuestros sueños puede haber algo de aterrador, algo que duerme en una ciudad enterrada por el océano esperando a que los planetas del fondo de la galaxia se alineen con la Tierra y así puedan regresar.


Isabel del Río
Octubre 2012

2 comentarios:

Rebeka dijo...

Algún día me lo compraré. Como no viajo en bus y aqui no hay metro no me pasaré de parada!xD

Buena elección para días de lluvia ;-)

Mânes dijo...

Lovecraft siempre es una buena elección. Pero en días grises, febriles y con Halloween a las puertas, todavía más