También estoy en Facebook, Twitter, LinkedIn e Instagram
Isabel Del Rio, Isabel del Río Sanz, @IsabelDlRio y @miransaya
Terapias naturales y holísticas en ANIMA

jueves, 20 de marzo de 2008

Astrid, capítulo 3: A salvo

Lunes, 18 de Febrero de 2008
En Barcelona

Toda la mañana ha sido gris. Grandes nubarrones ocultan el sol y la humedad hace que el frío, intermitente y repentino, se cuele bajo la ropa hasta calar los huesos.
— ¡Eres un monstruo! ¡Bicho raro! ¿¡Por qué no te vas a Francia con tu madre?! —resuena en mi cabeza.
No les gusté desde un principio, no suelo agradar a los chicos de mi edad, pero en este caso están también los padres y los profesores, cotillean sobre la vida privada de sus alumnos, especialmente de los nuevos llegados en extrañas circunstancias, son historias jugosas, y sus hijos, como esponjas, absorben todos sus prejuicios; yo los pago.
Saco la pequeña llave plateada del bolsillo de mi tejano y la introduzco, sintiendo el crujido que hace el mecanismo, como un rompecabezas de metal. Tío Bernard no está en casa, la llave ha dado tres vueltas antes de abrir. Me duele la cabeza y ahora, además, tendré que hacerme la comida o no llegaré a la primera clase de la tarde.
Al entrar, no alcanzo a posar la mochila, la cual hace que mis brazos hormigueen por el peso, cuando, paralizada en el salón, junto al umbral de la cocina, me quedo observando el final del pasillo que da a las dos habitaciones y al baño. De pronto, mi piel se eriza y mi estómago da un salto, como si descendiera la gran rampa de una montaña rusa, revuelta estoy apunto de devolver el almuerzo sobre la alfombra desgastada del salón. Allí, de pie, sin pies, un reflejo oscuro de vida, una pantomima de persona, permanece inmóvil. Trato de llegar a la puerta de salida cuando lo que asemejan un par de ojos negros, enloquecidos, rabiosos, llenos de deseo malsano, me localizan. Las lágrimas ruedan incontenibles por mis mejillas y, aterrorizada, salgo corriendo del piso, dando un portazo, sin asegurar la puerta, sin mirar atrás.
Al llegar a la tienda de tío Bernard, dos manzanas más allá, estoy empapada en sudor frío, los ojos me arden y me martillean las sienes. Empujo la puerta de madera y vidrio verde botella que da al interior de la vieja librería, la campanilla japonesa de cerámica resuena en la sala desierta. Miro cada esquina, tras el mostrador, el piso de arriba también está vacío, no hay nadie, tío Bernard debe estar en la trastienda haciendo inventario.
Me asomo a la oscura habitación donde guarda cajas llenas de libros extraños, copias de antiguos volúmenes demasiado valiosos como para dejarlos a manos de curiosos, y algunos estantes repletos de tomos por si los que hay de cara al público se terminan, cosa que no ocurre con frecuencia. Iluminado por la luz titilante y naranja de una bombilla apunto de fundirse, tío Bernard habla por teléfono.
—Sí, ése es, exacto, bilingüe y con ilustraciones, que bien me conoces Ernesto —profiere una sonora carcajada —. Eso espero, creo que le irá bien, necesita una alegría —se rasca la barba pelirroja que ya empieza a tener cuerpo —.Bien, entonces esperaré tu llamada.
Cuelga el teléfono y, satisfecho, sacude el polvo imaginario, por un trabajo bien hecho, de su jersey de punto gris. Cuando me localiza, observándole, agazapada como un animalillo indefenso y asustado, aún temblando, sus orejas se ponen coloradas, casi parecen resplandecer.
—Estaba confirmando unos pedidos de Sevilla —dice excusándose, pero no es necesario, no me importa que no haya llegado a casa a tiempo para hacer la comida, ni que vuelva a estar solo en la tienda tras la hora de cierre, sólo necesito encontrar un lugar seguro.
La mochila hace un ruido seco al caer al suelo de madera, mis pasos suenan como chapoteaos rápidos y rítmicos, y de repente ya me siento bien.
— ¿Qué ha ocurrido Astrid? —pregunta tío Bernard al hallarse apresado por mis brazos — ¿Estás bien?
—Ahora sí —respondo acomodando mi cabeza contra su pecho.
Respiro profundamente el olor a naftalina de su jersey y cierro los ojos. Estoy a salvo.

16 comentarios:

Fieckenrabe dijo...

Me fascinó tu estilo narrativo y la profundidad con la que penetras en la mente de la joven Astrid.
Quedo con ganas de leer más.

P.D:Soy el loquito de www.whereangelsfeartotread-fieckenrabe.blogspot.com

Mânes dijo...

¡¡Hola!!
Me encanta tu blog, y desde aquí invito a todos a que lo visiten.
Me alegro mucho de que te guste "Astrid", cada semana cuelgo un nuevo fragmento, aunque si quieres leer más los tienes en "Las Estrellas de Tinta".
¿Qué te parece si linkeamos nuestros blogs?
Un besazo
Isi ^__^

Fieckenrabe dijo...

Me parece genial la idea de linkear nuestros blogs: cuando quieras.

Laiya dijo...

Ya tenia ganas de leer mas, muchas gracias, y otra vez me quedo totalmente asombrada.
Un saludo y muchos besos.

Mânes dijo...

Yo ya linkeé el tuyo, ahora todos aquellos que quieran ir a tu blog sólo tienen que ir a "Aguas afines" y darle a "Dónde los ángeles temen pisar".
Un abrazo muy fuerte
Isi
PD: Feliz Semana Santa ^__^

Mânes dijo...

Buenas noches Laiya,
Cada día estoy más contenta al ver la aceptación que está teniendo el blog en general y en especial "Astrid".
Espero no perder vuestra atención e interés.
Pronto saldrá mi primer libro,"Casa de Títeres", y en cuanto salga daré aquí la noticia (fecha de salida del libro y de presentaciones). Estoy muy nerviosa y vuestro apoyo es lo que me hace seguir de una pieza.
Un beso muy grande
PD: El círculo de blogs que empecé hará unos meses cada día está más interesante, si quieres unirte Laiya dímelo y lo hacemos enseguida.

Laiya dijo...

Si claro que quiero, y por supuesto estare ahi pendiente para ver cuando esta a al venta tu libro.
Saludos.

Mânes dijo...

Muy bien Laiya, en ese caso dime cuál de tus blogs prefieres que añada en “Aguas Afines” y así lo haré.
Muchas gracias por tu apoyo para mi libro, en cuanto tenga noticias nuevas te las haré saber.
Un beso
Isi ^__^
PD: Espero seguir leyéndote a menudo por aquí

Laiya dijo...

Pues el blog seria:
mimundo-libre.blogspot.com

Mânes dijo...

Ok, ahora mismo lo linkeo.
Acabo de volver, me ha enganchado el viento en medio de un mercadillo; las telas volaban cual mariposas de colores enfurecidas, como llamas golpeando a los transeúntes,... he tenido que ponerme incluso capucha porqué mi pelo se enmarañaba y no me dejaba ver. Los pobres tenderos han tenido que recoger. Incluso había un perro asustado de lo fuerte que soplaba. Pero bueno, al menos no se me llevó a mí, y con un poco de ayuda los dueños de las camisetas pudieron partir sin pérdidas.
Por cierto, ¿hiciste lo que te comenté? ¿Lo de linkear tus sitios para que la gente pueda ir de uno a otro fácilmente?
Bueno, no me enrollo y te añado a "Aguas afines".
Un beso un poco frío
Isi ^__^

Laiya dijo...

Te refieres a mi blogs? No todavia no los tengo "unidos", lo que si tengo es ya tu blog "linkeado" en el mio.
Por cierto increible como describe lo que te ha pasado en el mercadillo, genial.
Saludos.
Ah! otra cosa, te dejo aqui mi email por si necesitas cualquier cosa.
laiya777@hotmail.com

Mânes dijo...

Buenas noches Laiya,
Muchas gracias por haber linkeado mi blog, yo he hecho lo mismo con “Mi mundo libre” ^__^
Sobre los tuyos, te lo recomiendo por comodidad de los usuarios, pero por supuesto puedes hacer lo que creas más conveniente.
Gracias también por tus palabras sobre mi descripción de lo acontecido hoy en el mercadillo, aunque no esperaba que fuera a gustarte tanto, sólo explicaba lo que sentí, es lo que suelo hacer cuando escribo poemas, te lo recomiendo, dejar ir tus sentimientos en forma de palabras de vez en cuando es liberador.
No sé por qué será el 777, pero supongo que sabes el significado mágico y místico del 7 y también de la tríada.
Un abrazo muy fuerte
Isi
PD: Te añado al messenger

Laiya dijo...

Pues la verdad el 777 es porque me encanta ese numero, pero no se que significado tiene.
Te agradeceria que me lo explicases, siempre me ha gustado y no se porque.

Mânes dijo...

Hola Laiya,
Verás, el número siete siempre ha sido un número mágico (los siete colores del arco iris, siete días de la semana,...), te recomiendo que busques por internet información sobre él (busca en numerología, encontrarás artículos muy interesantes); yo podría explicarte, pero seguro que me quedaría corta, especialmente por aquí ^__^
Sobre las tríadas, también poseen un fuerte componente místico (la santa trinidad, por ejemplo).
Así que hacer la conjunción de tres 7 podría decirse que es una especie de “invocación” a la suerte o a la fortuna (aunque estoy segura de que hay muchas otras interpretaciones posibles).
Un beso nocturno
Isi

JorgeDiaz dijo...

Hi, Isa:
Pues que de miedo con eso de la sombra. Seres raros comienzan a aparecer. Y eso me gusta. La historia se irá poniendo muy, muy buena.
Excelente narradora.
JD

Mânes dijo...

Como podrás ver, capítulo a capítulo, a pesar de que la vida de Astrid transcurre en Barcelona, en unas calles muy cercanas a las mías, su visión del mundo no es la de todos los viandantes.
Comprobarás que muchas clases de sombras la atormentan.